La manada Montenegro López 

Soy Coco una perrita de raza Pomerania, aunque no estoy segura de mi raza, pues cuando estoy al lado de Polo, el líder de la manada, siento que soy de una raza poderosa, ya que todos se sienten protegidos cuando él está. 

Él, nuestro líder, siempre cuida de nosotros a pesar de que somos una gran manada conformada por dos perros, mi hermano Esposito y yo, un bebé de diez meses Juan Hipolito M y nuestra madre Katerine López M. ¡Ah! casi lo olvido, también Titán, un caballo.

A veces cuando cuento cuántos somos, no sé cómo saca tiempo para todos, pero lo hace. Lo escucho a menudo hablando con nuestra madre de traer otro miembro a nuestra manada, incluso ya sabe cómo se llamará (Führer) líder es lo que traduce ese nombre, también dice que será un gran pastor alemán que ayudará con la seguridad de la manada.

La discusión es por el nombre, pues él lo defiende porque lo sacó de un libro que lo ha marcado, Mein Kampf (Mi lucha) del líder nazi Adolf Hitler. Esa ha sido una eterna discusión con todas las personas a las que les comenta el por qué de dicho nombre, pues quien no ha leído el libro no puede comprenderlo; él dice que esa biografía le enseñó a no juzgar a las personas sin antes conocer un poco de ellas y que aun conociendo sus defectos y aun detrás de una mente criminal que cometió actos de tal barbarie, esa misma mente fue capaz de pensar cosas buenas que deben ser reconocidas a pesar de todo lo oscuro de su actuar. 

Así es él, un líder que defiende sus posturas e ideologías con gran firmeza, pero ante todo con muy buenos argumentos, pues como él mismo dice: así debe ser y así se hará en nuestro territorio mientras él sea quien nos guíe. Así es él, con un gran carácter, pero siempre dispuesto a sonreír, a jugar, a darnos una caricia, ¡ah! pero también siempre atento a cómo hacemos las cosas para corregirnos cuando es necesario y premiar cuando la ocasión lo amerita. 

Creo conocerlo muy bien al ver cómo le emociona ver una y otra vez su película favorita (Yo soy leyenda), tantas que ya he perdido la cuenta, donde puedo deducir el por qué de su actuar, sus prioridades, sus temores y sus alegrías. Por eso siempre que vuelve a casa todos celebramos para reconfortarlo y hacerle saber que por líder que sea siempre debe volver con nosotros, pues sin nosotros no sería líder por eso somos una manada y un gran complemento. 

¡Mi manada la mejor! 

Carta de coco a su familia
Cortesía: Familia Montenegro López

Es increíble ver cómo la vida misma se va confabulando para unir personas y seres maravillosos de manera repentina.  

Los Montenegro López son una familia constituida por Hipolito Montenegro Shaek, mayormente conocido como ‘Polo’, y Katerine López Molina, que a decir verdad han sido los responsables de formar un hogar que derrocha amor y ternura por doquier. 

Como fruto de ese amor nació Paulina y Juan Hipolito, dos bebés que llegaron para darle un toque más de felicidad al hogar, sin embargo, cabe señalar que lo mejor estaba por venir, la familia se convertiría en una multiespecie.  

DANTE 

Dante un coqueto perro blanco con pecas amarillas llegó a la familia por medio de un amigo de Polo, quien hacía la maravillosa labor de rescatar peluditos en condición de abandono y fue de la manera más oportuna posible. La hermana de Katerine por esos días estaba buscando un compañero de cuatro patas en adopción y fue justo en ese momento cuando a Polo le informaron que habían encontrado una camada de perritos en medio una carretera que conducía hacia un río, por supuesto que, al ir a verlos, Dante fue amor a primera vista.

Cortesía: Familia Montenegro

  

Cómo no enamorarse si era un cachorrito consentido y demasiado pequeño, cabía perfectamente en la palma de una mano. Bastaron pocos segundos para tomar la decisión de adoptarlo y este proceso se hizo en sociedad, sí, así mismo como lo leen, pues Polo y Katerine vivían en China y quien iba a cuidar de él sería su hermana. 

Mi hermanita se enamoró de él y vivieron en Cali un buen tiempo hasta que llegamos nosotros al país nuevamente. Hoy en día vivimos todos juntos. 

Katerine L. 

ESPOSITO  

La historia de Esposito es muy particular. En su vida ha pasado por varias familias en Venezuela, quienes al poco tiempo de tenerlo consigo, desistían de la maravillosa decisión de hacerlo parte de su hogar. Eran varios los factores; uno de ellos era porque en las temporadas de calor al no tener una buena fuente de ventilación, se orinaba y se acostaba encima de ellos. También fue rechazado por llorar constantemente.

Cortesía: Familia Montenegro

Pese a todas estas situaciones, en medio de la crisis que estaba atravesando el país vecino, la familia Katerin y Polo decidieron llevarlo a su hogar para brindarle mayor bienestar.  

Y se preguntarán ¿de dónde proviene el nombre? Resulta que en su anterior familia había una niña que constantemente le reclamaba a su mamá el hecho de que tuviera esposo y ella no, fue así como este nombre perrito recibió el nombre de ‘Esposito’. 

Cuando Esposito llegó a su nuevo hogar al inició fue toda una odisea; no podían descuidarlo por un segundo porque inmediatamente salía a correr sin rumbo alguno. Sin embargo, gracias a Coco poco a poco se fue adaptando y fue muy feliz. Cuando Coco lamentablemente falleció, él sintió tanto su ausencia que durante un mes su dolor se reflejó en su cuerpo; no comía y estaba constantemente enfermo.  

“Esposito era muy protector con Coco y cuando ella faltó, él buscaba el olor de ella en su cama y en sus pertenencias”

FÜHRER 

Führer fue un sueño de Hipolito hecho realidad, él siempre anheló con tener en su hogar un perro de raza Pastor Alemán y vaya que lo era.  

Cortesía: Familia Montenegro

Este gigante peludo con su nombre generó mucha controversia, pero sin lugar a duda también ocasionó que el corazón de todos regocijara de alegría, sobre todo el de Polo.  

Luego de la partida de Coco, Führer se convirtió en el fiel amigo de Esposito y con su cálida compañía le ayudó a superar el vacío que le había dejado esa gran compañera. 

EL CONSEJO DEL LÍDER 

Que sea un recuadro con la foto de Hipolito 

“En mi experiencia como líder de esta manada ha sido importante ver a los perros siempre como perros, que les demos su lugar como animales de compañía y que, por su puesto, seamos un líder para ellos. Aquí nunca hemos tenido problemas con ellos porque siempre he sido yo su líder y eso ellos me lo hacen saber. Ellos respetan a todos los miembros de la familia”. 

[Descargo de responsabilidad] No pretendemos ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento de un(a) veterinari@ profesional. Siempre busqua el consejo del progfesional en salud animal con cualquier pregunta que puedas tener con respecto a la condición médica de tu mascota. Si crees que tu mascota tiene una emergencia médica, llama o visita una clínica veterinaria de emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.