Desmitificando la peluquería: siete errores comunes que cometemos como tutores

Sabemos que unos de las preocupaciones que tenemos como tutores es su cuidado estético. Por eso, uno de nuestros fieles aliados es la peluquería canina. Sin embargo, muchas por desconocimiento llegamos a la peluquería con solicitudes que pueden afectar a nuestro animal de compañía. Por ello, decidimos con la ayuda de los groomers de Glamour Pets compartirles una guía de los mitos más comunes que llegan a un salón de spa canino.

Lee los con cuidado y ten en cuenta que siempre ante cualquier duda debes recurrir a tu profesional de cabecera. Evita solucionar tus dudas o preguntas en internet o grupos de redes sociales que no te darán respuestas certeras, sino que por lo contrario podrán recomendarte acciones que perjudiquen a tu animal.

1. Decir que por ir a tierra caliente debemos “rapar” al perro. Lo que esto produce son reacciones alérgicas debido a la exposición al sol que les lastima la piel

2. Mito de queratina en mantos largos. Para que las mascotas tengan un pelo liso lo que se debe hacer es el cepillado constante y el uso de productos térmicos.

3. Con el cepillado de dientes una vez por mes no se remueve el sarro. Este se debe realizar de 4 a 5 veces por semanas para tener un mejor resultado.

4. Hay algunos perros que tienden a tener unas uñas demasiado largas por lo cual desarrollan lo que comúnmente se conoce como “madre”. Por lo tanto, lo mejor no es cortar las uñas sino limarlas.

5. Los perros cachorros no se recomiendan cortarles el pelo tan pequeños, ya que a medida que va creciendo y continuamos cortándolo podemos afectarle la textura y el color.

6. Cuando tenemos un gato de pelo largo a veces las personas suelen aburrirse de los nudos y de los pelos, por lo que deciden raparlos. Lo cual es completamente erróneo, para poder recuperar el manto existen técnicas como el deslanado que evita que se rasure el gato.

7. El drenaje de glándulas perianales no se debe realizar porque estás están ubicadas en la parte del recto y ayuda que el perro lubricar cuando el perro defeca y también es un mecanismo de identificación entre perros. De realizarse debe hacerse únicamente por recomendaciones del médico veterinario y ser el profesional quien lo realice para evitar las obstrucciones del recto.

Estos no son los únicos mitos que llegan a la peluquería canina, pero creemos que muchas veces son los más comunes. Como dicen las abuelas, a veces pecamos por ignorantes pero para eso está esta publicación para que de la mano de aquellos que se especializaron en el tema podamos acompañarte en el proceso de resolver tus dudas en pro del bienestar de tu animal de compañía.

[Descargo de responsabilidad] No pretendemos ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento de un(a) veterinari@ profesional. Siempre busqua el consejo del progfesional en salud animal con cualquier pregunta que puedas tener con respecto a la condición médica de tu mascota. Si crees que tu mascota tiene una emergencia médica, llama o visita una clínica veterinaria de emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *