fbpx

PetFamily

La Comunidad de las Mascotas y sus Familias

Perdida-de-apetito-en-perros-Causas-y-solucione

Pérdida de apetito en perros: Causas y soluciones

Todos los tutores de perros han experimentado alguna vez que su perro no quiere comer, ya sea por un día o dos, pero si esta situación se prolonga, podría ser un síntoma de algo más grave. 

La anorexia en perros 

La pérdida de apetito en perros, también conocida como anorexia, es un síntoma común que puede indicar una variedad de problemas de salud. 

¿Cómo se manifiesta la pérdida de apetito en tu perro? 

  •  Comer menos de lo normal 
     
  • Rechazar alimento que antes disfrutaba  
     
  •  Pérdida de peso 
     
  •  Falta de interés en juguetes o actividades relacionadas con la comida 
     
  •  Cambios en el hábito de beber agua 

Causas comunes de pérdida de apetito en perros 

  •  Enfermedades gastrointestinales 
     
  • Problemas dentales o bucales  
     
  •  Enfermedades del hígado o riñones 
     
  •  Depresión o estrés 
     
  • Cambios hormonales  
     
  •  Cáncer 

¿Cómo prevenir la pérdida de apetito en perros? 

1 Darles una dieta equilibrada 

2 Proporcionarles ambiente estable y seguro 

3 Llevar a tu perro a controles veterinarios regulares

¿Cuándo llevar a tu médico veterinario por pérdida de apetito a tu perro? 

Es importante llevar a tu perro al veterinario si notas una pérdida prolongada de apetito o cualquier otro síntoma preocupante. 

El veterinario puede realizar pruebas para determinar la causa de la pérdida de apetito y recomendar el tratamiento adecuado. Además, es importante llevar a tu perro al veterinario si notas cualquier cambio en el comportamiento, la apariencia o el estado de salud general de tu perro. 

El veterinario puede ayudarte a determinar si la pérdida de apetito es el resultado de una enfermedad o condición médica y recomendar el tratamiento adecuado. 

No dejes pasar la pérdida de apetito de tu perro, ya que puede ser una señal de un problema médico grave. Con el tratamiento adecuado, tu perro puede volver a tener un apetito normal y una buena salud.