6 diciembre, 2021

petfamily

La Comunidad de las Mascotas y sus Familias

Descubriendo a tu perro

Todos los días en las redes sociales nos topamos con diferentes cuestionarios que quieren adivinar nuestra edad por lo que comemos o nuestra película favorita, o incluso la raza de perro favorita. En verdad, a veces buscamos las respuestas que queremos escuchar y tenemos la tendencia a sesgar estos resultados. Ahora, si vamos a hablar de los rasgos de personalidad de nuestros perros ¿somos conscientes de cada uno de sus componentes, igual que de nosotros mismos?

Sabemos que cada perro es diferente, pero también es una creencia generalizada de que hay cuatro tipos principales de personalidad que un perro puede tener.

Las conductas son algo que encajan en cuatro categorías básicas para perros:

  1. Conducta de presa
  2. Conducta de manada
  3. Conducta de defensa (evasión)
  4. Conducta de defensa (ataque)

Todos los perros nacen con estos impulsos, pero a medida que el perro se desarrolla y envejece, sus niveles de impulso cambian. Como propietario, tu vida será más fácil y tu perro más feliz si puedes medir qué impulsos son los más dominantes en su carácter.

Conducta de presa

Los instintos de caza del perro se rigen por su presa. Los perros que siempre están emocionados por todo lo que se mueve tiene esta conducta bien marcada. Son perros que nunca se cansan de perseguir.

Los perros que luchan por resistir la tentación de salir corriendo y perseguir cualquier cosa que puedan ver en movimiento, esto indicaría un fuerte impulso de presa. Los perros con esta conducta más marcada son más difíciles de entrenar, especialmente en manos de propietarios menos experimentados. Sin embargo, como los perros de esta naturaleza tiene un alto interés en explorar y aprender, y usted logra canalizar correctamente su energía, este compañero de cuatro patas sobresaldrá en obediencia, pruebas de esfuerzo y cualquier cosa que requiera grandes cantidades de estimulación mental y física.

Conducta de manada

Todos los perros son animales de manada, algunos mejores que otros. Los perros con una marcada conducta de manada toman muy en serio su posición en la familia. Prosperan si la jerarquía es clara; disfrutan de su papel individual dentro del grupo, ya sea el protector o el protegido de la manada.

Los perros de manada no quieren hacer cosas que puedan perturbar la vida de los demás integrantes, por lo tanto, normalmente son perros muy tranquilos, muy adaptables, no confrontativos y felices. Estos perros rara vez necesitan ser dominados y están perfectamente felices de hacer lo que se les ordena cuando se les dice para mantener intacta la armonía de la manada.

Conducta de defensa – Evasión

Es aquel perro que, en inconformidad con la presencia de una persona, ladra directamente hasta que el individuo se acerca sin mostrar agresividad, pero con seguridad, haciendo que el can huya, tratando de alejarse lo más posible.

Están muy nerviosos por las cosas nuevas; no les gusta nada que pueda amenazar remotamente su ser personal. Casi siempre ladrarán de manera rápida y aterran cuando se les presenta una amenaza real.

Si están atrapados o confinados, morderán, generalmente muy duro y rápido. Lo hacen porque tienen miedo de sí mismos.

Este rasgo de carácter se puede disminuir dando confianza al perro. Deben tranquilizarse regularmente y, sobre todo, sus miedos nunca deben usarse contra ellos.

Conducta de defensa – Ataque

Este es el perro que no correrá cuando lo enfrenten. Cuando se le presenta una amenaza atacará, morderá con fuerza sin pensarlo dos veces y adoptará la actitud de matar o ser asesinado en situaciones de alto peligro. Los perros de esta disposición desafiarán el liderazgo de la manada, generalmente son dominantes por naturaleza, defensivos y rara vez temen.

Se requiere una fuerte propiedad con los perros de defensa al ataque. Si eres el dueño de este tipo de perro, debes ganar todos los desafíos, nunca retrocedas, debes ser consciente de que un juego divertido para ti, si gana, representará debilidad de tu parte. La clave es una fuerte personalidad, liderazgo y consistencia tuya, y tendrás un perro del que estarás muy orgulloso.

Ahora hemos cubierto los conceptos básicos sobre cada conducta diviértete y pon aprueba tu perro y los de tus amigos identificando estas conductas en ellos.

Puede que te hayas perdido