6 diciembre, 2021

petfamily

La Comunidad de las Mascotas y sus Familias

El cáncer en gatos

Los gatos al igual que otros animales y humanos, pueden verse afectados por una enfermedad como lo es el cáncer. Saber lo que debemos hacer y cómo podemos apoyarlo como tutores es sumamente importante ya que hará que tenga una mejor calidad de vida. Por: Tatiana Gómez

Con el apoyo de Mauricio Giraldo de Emergencias Veterinarias Inmediatas de Medellín se elaboró esta guía que te ayudará a conocer el proceso del cáncer, los tipos de cáncer, los tratamientos y qué hacer si tu gato presenta esta enfermedad.

¿Qué es el cáncer?

Cáncer es un proceso de desorden celular que conlleva a la aparición de estructuras que forman masas, nódulos o lesiones anormales en la piel o en cualquier órgano del cuerpo y que pueden ser consideradas de comportamiento benigno o maligno. Este desorden es un crecimiento indiscriminado de células con un aumento de tamaño de tejidos.

Hábitos saludables para tu gatos

Como tutor de tu minino, debes estar pendiente de los comportamientos y hábitos que te hagan ver que está saludable o no, es recomendable que se realicen revisiones periódicamente con el veterinario para saber que todo está marchando bien. En casa podemos identificar algunos de ellos y tener en cuenta los cambios que se presenten:

  1. Consumo normal de alimento, alimentos de alta calidad y disponibilidad
  2. Consumo normal de agua diaria
  3. Orina y defecación de forma normal
  4. Revisarle el cuerpo diariamente para identificar que no tiene masas o estructuras anormales en el cuerpo
  5. Desparasitación periódica
  6. Revisión médica periódica

Tipos de cáncer

Linfoma: cáncer de un tipo de glóbulo blanco llamado linfocito.

Leucemia: cáncer de la médula ósea. Cáncer de mama: Inician siendo un pequeño bulto en la glándula mamaria de tu gato.

Carcinoma de células escamosas: es en la piel y generalmente aparece como un bulto o mancha blanca.

Sarcoma de tejidos blandos: puede afectar la piel, los tejidos conectivos, los nervios y los vasos sanguíneos debajo de la piel.

En los gatos el fragmento genético representa el 90% de las causas para tener cáncer, pero también existen muchos otros factores que incrementan la posibilidad, como lo puede ser la exposición a la radiación, malos hábitos de alimentación, algunas condiciones inherentes al paciente como leucemia o procesos virales arraigados pueden tener predisposición a ciertos tipos de tumores algunos asociados al sistema linfático como son los linfomas que son los que más se ven en los gatos, los que más se presentan son los linfomas alimenticios o mediastinales que están asociados en un gran porcentaje a los gatos que son positivos a leucemia.

Los sarcomas también son muy comunes en los gatos y la mayoría están asociados con la aplicación de algunos medicamentos que desarrollan nodulaciones y se convierten en sarcomas o tumores malignos.

Otro tumor común es uno de piel que es llamado carcinoma de células escamosas que tiende a ubicarse en la nariz y en las orejas, por eso es muy importante la revisión periódica de nuestras mascotas para identificar que no está haciendo procesos tumorales.

Tratamientos

Inmunoterapia

Es un tratamiento que ayuda a mejorar el sistema inmune del paciente.

Quimioterapia Neoadyuvante

Es un tratamiento que consta de un grupo de terapias o tratamientos como cirugía, radioterapia y otras.

Electro quimioterapia

Es un tratamiento que está basado en la quimio con unos impulsos eléctricos que ayuda a que el producto penetre mejor en las células y las destruya rápidamente.

El tratamiento más efectivo para tratar el cáncer es la cirugía, es lo más recomendable ya que la idea es retirar todas o la máxima cantidad de las células que están afectando el organismo.

Tu gato tiene cáncer

Si tu gato tiene cáncer lo más importante es que sepas que tipo y en qué etapa está, la calidad de vida está basada en el manejo integral del dolor, manejo dietario, dietas de alta disponibilidad proteica, manejo de la función renal y hepática. Muchas de las condiciones giran en torno al comportamiento del gato, la dieta y el dolor. Lo más importante es que tengas acompañamiento de un profesional y que sigas las indicaciones, siempre buscando la mejor solución, agotando las posibilidades de tratamientos y pensando en lo mejor para tu gato.

Puede que te hayas perdido