Evite que su gato sufra de ansiedad. Estos son los beneficios de los gimnasios para gatos.

 En los últimos años se ha disparado en Colombia la adopción de animales de compañía, un ejemplo de ello son los gatos. Estos felinos además de cariñosos tienen un gran carácter y son seres muy independientes.

Tener un gato en casa brinda diferentes beneficios ya que estos pueden ayudar a las personas a reducir el estrés, son grandes compañeros para quienes se sienten tristes o deprimidos, de igual forma, por lo general, los niños que crecen con gatos se enferman menos, que aquellos que no tienen mascotas.

Los gatos también poseen una gran capacidad para adaptarse a un lugar determinado, esto los hace únicos, sin embargo, no hay que olvidar que se les debe brindar una cantidad adecuada de ejercicio y entrenamiento en casa, para evitar que rasguen muebles u ocurran otro tipo de daños.  

Por lo anterior Sharp Wood expertos en mobiliario para gatos, recomiendan estos gimnasios y dan a conocer los beneficios de tener uno en casa.

Beneficios de los gimnasios para gatos:

* Se adaptan a las necesidades de cada uno de ellos, por lo que se pueden personalizar según las características específicas del gato.
*Estimulan su motricidad y equilibrio.
*Las casas elevadas mejoran su estado y actividad física, así como mejoran su bienestar y les da sensación de seguridad.
*Ayudan a prevenir rasguños en muebles y otros objetos de la casa.
*Ayudarán a controlar su peso garantizando que hagan ejercicio.
*Evitarán que el gato use lugares inapropiados en la casa como escondite.
*Mantendrán entretenido al gato con diferentes actividades.
*Mantendrán activa su agilidad y destreza.

“Los gimnasios para gatos son estructuras compuestas por varios objetos como repisas, rascadores, casas, entre otros, que satisfacen las necesidades de los gatos, como lo son trepar, esconderse, rascar, jugar o descansar, todo esto lo podrán hacer en un solo lugar”, comenta Jaime Aguirre fundador de Sharp Wood.

Son múltiples los beneficios de tener un mobiliario de este tipo en casa, aún más si ellos pasan mucho tiempo solos o viven en espacios reducidos, esto enriquecerá su ambiente, los sacará de la rutina y evitará que se estresen.

“Los gimnasios se construyen de madera amigable con el medio ambiente ya que se utiliza madera certificada de cultivo, y no se apoya la tala ilegal de árboles”, explica Aguirre. De igual manera llevan telas con texturas suaves, agradables y están elaborados con materiales resistentes y de larga durabilidad, aptos para que el gato lo use de forma continua, segura, y en diferentes lugares del hogar.

Recuerda que los animales de compañía también necesitan lugares y espacios donde puedan satisfacer sus necesidades físicas y psicológicas, ellos te lo agradecerán.

Para mayor información visítenos en Instagram: @sharp.handmade

Auxilio, mi perro no quiere comer

Por: David Londoño

Existen perros muy caprichosos para comer y ese momento del día a día se convierte en toda una proeza para lograr que consuma los gramos adecuados o sugeridos por tu médica o médico veterinario de cabecera. Para solucionar estas dudas tan comunes que tenemos como tutores hablamos con el Doctor Arturo Guevara para obtener una guía básica en estos casos de inapetencia.

Un síntoma de alarma

Existen muchas razones por las que un perro puede dejar de comer, pero, lo primero que debemos descartar es un problema médico. Así que  el primer consejo que te podemos dar es pedir con urgencia una cita en la clínica veterinaria.

“En ocasiones tu perro deja de injerir alimento como un síntoma de que algo no está bien, en ese caso lo más responsable es llevar al animal de compañía a una consulta médica veterinaria” Dr. Arturo Guevara

¿Qué tan activo es tu perro?

Si tu compañero de cuatro patas no realiza suficiente actividad durante el día, es decir no tiene suficiente gasto energético, ¿cómo esperas que le de hambre?. La descarga de energía a través del ejercicio hace que a los perros les dé hambre.

“Nosotros como médicos veterinarios estamos en la capacidad de sugerir una buena rutina de actividad y ejercicio necesaria según la raza, el peso y la edad de un canino, además, siempre debemos evaluar si el alimento que se le suministra es el adecuado.” Dr. Guevara

De todas formas, en términos generales se habla de que sin importar las características de tu animal de compañía, este debe tener por lo menos media hora o una hora de actividad. Si se trata de un perro muy activo o grande ese tiempo puede aumentar a dos horas de ejercicio al día.

En términos generales el ejercicio puede ser correr o saltar (si las condiciones de salud lo permiten), pero también cuenta el relacionamiento que se da al jugar con otros animales, pues ese ejercicio mental también es clave en su desarrollo y consumo energético.

¿Qué tanto puede ser culpa tuya?

Algunos perros son caprichosos por nuestra culpa. Cuando decimos o pensamos cosas como: “que pesar de mi perrito, todos los días come lo mismo” o “ese alimento no huele rico, debe saber peor” realmente estamos cargando de sesgos “humanos” las soluciones de nutrición en las que las empresas invierten miles de millones para desarrollar.

En fin, con ese sentimiento de “culpa” por darle a nuestros animales de compañía algo que a nosotros no nos gustaría, terminamos revolviendo el alimento con caldo, pollo, carne o salsas a gusto de nuestro paladar humano. ¿Cuál va a ser el resultado de esto? Que el día que no haya pollo, caldo o salsa, nuestro animal de compañía va a perder el interés por comer del plato, pero lo que puede ser aún peor, lo podemos estar exponiendo a riesgos de salud a corto, mediano y largo plazo sin siquiera darnos cuenta.

Es importante no valorar la comida para los perros con el paladar humano. Los fabricantes hacen pruebas de palatabilidad (que al perro le sepa a rico la comida) para asegurar que sus dietas serán consumidas a gusto por los animales de compañía, entonces no nos estresemos porque a nosotros nos parece que no están sabrosas y sigamos la guía de los que saben de nutrición.

La escasez del alimento es importante

El alimento para los perros de volverse un recurso supremamente importante, porque los perros son animales cazadores acostumbrados a conseguir su alimento, a tener que cazar para subsistir. Cuando nuestros peludos ven que siempre tienen a la mano el alimento servido en el plato pues esto hace que el alimento se vuelva algo aburrido y parte del paisaje.

La comida solo debe aparecer en el momento en que va a ser consumida y ojalá también el plato. De esta manera, cuando detecten que estamos buscando el plato y la comida para servirles, ese momento será de mucha expectativa y emoción y por ende le generará apetito.

Los snacks

En general no es buena idea dar snacks entre comidas si tu perro no se comió por completo la porción de alimento que serviste, si lo hacemos, lo que lograremos es acostumbrarlos a no consumir su alimento, porque sabrá que luego recibirán algo más.

“Después de servir el alimento debes retirar el plato así deje comida, y dejarlo que espere hasta la próxima comida. Así tu perro va a tener claro que ese es el momento en que debe aprovechar para comerlo todo.” Dr. Arturo Guevara

Matar el aburrimiento

Los perros en ocasiones se aburren de comer en el mismo plato de comida, de vez en cuando es bueno hacer que ellos coman a través de retos, juegos y ejercicios. Para eso recuerda que en el mercado ya encontramos muchos juguetes interactivos, dispensadores de comida donde el objetivo es que el perro tenga que ganarse su alimento ya sea a través del olfato, desafíos mentales o a través de un ejercicio físico.

Evalúa la dieta

Finalmente, no podemos negar que pueden existir casos difíciles en los que debemos explorar todas las posibilidades que nos da el mercado. Por ejemplo la alimentación natural, horneada, entre otras.

Recuerda que antes de cambiar a tu perro a cualquier otro tipo de dieta debes asesorarte de tu médica o médico veterinario, porque cualquier cambio brusco puede generar problemas gigantescos de salud.

“Deje que los alimentos sean su medicina y que la medicina sea su alimento” Hipócrates.

¿Sabes qué es la medicina Cat Friendly?

Por: Lauren Franco

Quien es tutor de gatos sabe con certeza de que es un animal enigmático que enamora con sus constantes travesuras. Al igual que cualquier otro animal de compañía necesita constantes cuidados entre los cuales está la visita al médico veterinario.  Sin embargo, algunos tutores desisten de llevar a su gato al veterinario por miedo a que se estrese con los estímulos, que reaccione de manera agresiva o que el doctor/a no lo entienda.

Pero para todo problema hay una solución y es por eso que a nuestra vida ha llegado la medicina veterinaria Cat Friendly. Y sí, aunque parezca complejo de creer es mucho más que tratar al gato con amor. Para resolver todas las dudas sobre esta práctica que va cogiendo fuerza en la medicina veterinaria hablamos con la Doctora Yineth Sánchez, médica veterinaria especialista en felinos y fundadora de Cat Medical Care una clínica con el sello Cat Medical Practice de la AAFP.

¿Por qué surge una medicina Cat Friendly?

Para nadie es un secreto que la tenencia de gatos en las familias multiespecie ha ido en aumento. Con ello la búsqueda de brindarle un espacio adecuado dentro y fuera de casa a este miembro de la familia. Sin embargo, según un estudio de Royal Canin el 31% están tensos para llevar al gato al veterinario; y esto sucede porque muchos de los espacios tradicionales de la veterinaria no se han adecuado respetando las necesidades y naturaleza del gato.

Cat Friendly (Amigable con los gatos) es un programa de la Sociedad Internacional de Medicina Felina, quienes al entender la naturaleza única del gato comprenden que un factor estresante para ellos puede ser la ida al veterinario. La finalidad es crear entornos que respeten esa naturaleza y por ende sean espacios seguros y amigables para los gatos. “Los lineamientos Cat Friendly nos enseñan como mantener un espacio adecuado para el gato” expresa la doctora Yineth. Y por eso les contaremos que incluye un espacio amigable para nuestros gatos.

¿Qué encuentras en una clínica Cat Friendly?

En el camino de entender la naturaleza de los gatos se plantean algunos lineamientos que aseguran que la veterinaria será un lugar seguro para ellos.

  • La experiencia Cat Friendly empieza desde la recepción:
    En la sala de espera no encontrarás otra especie, como perros, que perturben la tranquilidad del gato. Además, debe ser un espacio libre de ruidos externos que generen una sobre estimulación en el gato que lo podría estresar.
  • Cat Parking:
    Sabemos que el gato se debe llevar en un guacal y también sabemos que ellos son animales de altura. Por eso en una clínica Cat Friendly encontrarás un Cat Parking o zona de parque, donde podrás ubicar el guacal en un espacio alto para que el gato sepa que tiene el control del lugar.
  • Aromaterapia y musicoterapia:
    Durante toda la clínica encontrarás aromaterapia relajante para tu gato y música que le dé tranquilidad. Pero un punto importante, esto también te mantendrá con calma, porque como es bien sabido la energía que tengas la vas a transmitir a tu mascota.
  • Feromonas:
    La doctora Yineth nos cuenta que en su clínica hay en todo el lugar feromonas que hacen que los gatos se sientan en su propio espacio. Además, encontrarás cobijas o mantas con feromonas que podrás usa si tu gato se estresa un poco en el lugar.
  • Consultorios amigables:
    El consultorio no tiene la típica mesa de consulta de metal que hace que los gatos se resbalen, poseen una capa antideslizante para que cuando el gato decida salir pueda hacerlo sin sentirse en peligro. Además, el personal de una clínica Cat Friendly se encarga de limpiar muy bien el lugar luego de cada consulta para que el siguiente gato no sienta temor.
  • Hospitalización segura:
    Este espacio garantiza que si tu gato debe ser hospitalizado tenga todo lo necesario para su tranquilidad. Los cubículos son amplios donde ellos van a poder descansar, comer y recuperarse, además, no se chocan con otros pacientes para que no se sientan en peligro. El gato va a poder alimentarse y utilizar su caja de arena como si estuviera en su hogar para que su recuperación sea más rápida.
    Lo primero que verás en una clínica Cat Friendly son las instalaciones, pero hay algo más importante que incluye la medicina amigable con los gatos: personal en constante capacitación. Y es que uno de los lineamientos para ser una clínica Cat Friendly es que las personas que trabajen en el lugar tengan los conocimientos actuales en enfermedades propias de los gatos y sus tratamientos, eso te garantiza como tutor que están en buenas manos y saben cómo tratarlos.

¿Cómo sé si una clínica o mi médico/a veterinario/a es Cat Friendly?

La Asociación Americana de Profesionales en Felinos (AAFP) junto a la Sociedad Internacional de Medicina Felina se encargan de brindar los lineamientos para la práctica amigable con los gatos, así como, de revisar que se cumplan al pie de letra. Luego de ello, someten a las clínicas y profesionales a una revisión con lo cual le dan el sello Cat Friendly Practice (para clínicas) y Cat Friendly Veterinarian (para médicos/as veterinarios/as)

Pero ser Cat Friendly inicia en casa

La doctora Yineth nos cuenta que esta práctica inicia desde casa y empieza conociendo la naturaleza del gato. Por eso nos comparte una serie de prácticas que harán de tu hogar una zona Cat Friendly.

– Darle el espacio al gato: Garantiza una zona con rascadores, gimnasios, lugares para escalar o repisas con los que puedan desarrollar su instinto.
– Provee un lugar seguro: Ya sea una caja, una zona del armario o un cajón. Lo ideal es que el gato tenga un lugar al cual recurrir por si se siente amenazado.
– Nutrición balanceada: Lo importante acá es que conozcas que requerimientos nutricionales tiene tu gato y te acompañes de un profesional para que esté garantice su bienestar.

Consejos para llevar al gato al veterinario

Cra. 70 #106-05, Bogotá, Cundinamarca, 310 8115421 y redes sociales ig y fb: catmedicalcare

Al compartirles esta nueva práctica veterinaria no queremos incitarlos a llevar únicamente al gato a una clínica Cat Friendly, nuestra finalidad es que conozcan sobre las últimas tendencias en cuidado animal y tengan la información adecuada para decidir a donde llevar al animal de compañía. Pero como siempre nuestra invitación será que la visita a la veterinaria es una obligación como tutores responsables, por eso de la mano de la doctora Yineth les compartimos unos tips que harán más fácil la ida al médico con el gato.

  1. Guacal grande, preferible de pasta para limpiarlo. El guacal debe tener el espacio suficiente para que el gato se pueda mover tranquilamente
  2. Llévalo con una manta que el conozca y que huela a su hogar
  3. Si el gato es bebé, puedes coordinar una visita de reconocimiento con el veterinario en tu lugar para que se familiarice con alguien más.
  4. Cubre el guacal con una manta para que al salir el gato no tenga muchos estímulos visuales. Es recomendable que la puedas cubrir de feromonas o colocar catnip dentro del guacal antes de que se dirijan al veterinario para que el gato se familiarice.
  5. Al llegar al veterinario no dejes el guacal en el piso, colócalo en una zona alta para que el gato se sienta seguro.
  6. En casa es importante que el guacal esté siempre a la vista del gato para que esté lo reconozca y no lo asocie únicamente con una salida a la veterinaria.

La invitación, como siempre, será a consultar a un profesional veterinario cuando sientas que algo no va bien con tu gato. Pero que además te asesores con ellos para lograr una medicina preventiva con tu animal, así podrás identificar cuando algo mal con tu gato y los doctores podrán actuar a tiempo.

 Colocar el logo de la clínica de la doctora junto a la foto de ella

Debajo del logo colocarle, dirección Cra. 70 #106-05, Bogotá, Cundinamarca, 310 8115421 y redes sociales ig y fb: catmedicalcare

¿Cómo reconocer el dolor en mi animal de compañía?

Por: Lauren Franco y Camila Salamanca

Sabemos que como tutores de perros o gatos una de las mayores preocupaciones es que ellos se enfermen, a diferencia de los humanos ellos no comunican su dolor como nosotros esperamos. Para resolver estas dudas conversamos con el doctor Diego Ordóñez, médico veterinario de la Universidad Nacional de Colombia y fundador de CINVET, quien nos contó de qué manera podemos identificar que nuestro perro o gato está presentando un cuadro de dolor.

¿Cómo sé si mi gato o perro presenta dolor?

Antes de continuar leyendo debes saber que al igual que nosotros los animales tienen mecanismos muy similares para protegerse del dolor. Es decir, que, así como cuando nos duele una pierna y no queremos que alguien más toque esta parte del cuerpo así sucede con ellos. Si hay dolor notarás un cambio en el comportamiento del animal.

El doctor Ordóñez asegura que existen dos tipos de dolor: El dolor agudo que hace referencia al atropellamiento, caídas o traumas; y el dolor crónico el cual significa una enfermedad articular degenerativa en el cual el comportamiento de nuestro animal cambia por completo.

Puedes notar que algo pasa porque las actividades que normalmente hacía ahora le cuestan realizar. Por ejemplo, si el arenero de tu gato está muy alto notarás que comienza a orinar por fuera del mismo o que le cuesta subir como normalmente lo hacía.

Sin embargo, el doctor Diego también afirma que si el animal no siente dolor puede que haya perdido sensibilidad, tal como sucede en las personas diabéticas que por degeneración neuronal no presentan sensibilidad al dolor. El caso contrario sucede cuando nuestro animal está “hiperestésico” es decir que el sólo hecho de acariciarlos en el lomo produce un dolor en ellos y se tornan agresivos. En estos casos es importante que consultes al profesional veterinario de cabecera.

¿Es diferente la escala del dolor en perros y gatos?

Para el doctor Diego hay varias escalas que nos ayudan identificar y a distinguir el dolor en ambas especies. Lo principal es notar si la expresión facial ha cambiado, sea en perros o en gatos, en los felinos se puede ver como se bajan las orejas, los bigotes retraídos por espasmo facial o los ojos entrecerrados. Además, podemos ver que el animal se protege el vientre y se torna agresivo al acariciarlo.

Si eres tutor o tutora de gatos debes saber que las enfermedades renales son bastante comunes en ellos. Por eso, si notas que tu gato está acostado demasiado tiempo hacia un lado puede ser señal de dolor crónico por presencia de cálculos urinarios. De ahí la importancia de que revises constantemente como está orinando y estar al tanto si tu gato presente cambios o anormalidades.

Otra señal de que algo anda mal en nuestro animal es la falta de apetito o que se hidratan poco. La recomendación, si notas estos factores, es llevarlos a donde tu médico o médica veterinaria para que ellos determinen si hay presencia de enfermedad o es comportamental.

Atento, tranquilo e incluso curioso

Se aísla del entorno. Reacciona levemente a la herida

Inmóvil, pérdida del brillo en los ojos, cabeza más baja de los hombros. Responde agresivamente al dolor

Grulla o maúlla constantemente. Está más quieto. Reacciona agresivamente para evitar el tacto

Postrado, no responde al entorno, rigidez por movimientos, no responde al tacto

Algunos tips que nos brinda el doctor Diego

Dr. Diego Ordoñez.
Médico veterinario de la Universidad Nacional de Colombia y fundador de CINVET
  1. Renuencia a la actividad física ¿qué tan solvente es mi perro o gato subiendo escaleras?
  2. Cambio de consumo de alimento ¿mi perro o gato come bien?
  3. Cambio de postura de micción o defecación ¿cómo se posiciona para orinar o hacer popó?

Por último, debes saber que el dolor en cualquier momento sea leve, moderado o agudo, debe ser señal de alerta. Recuerda que la ausencia de dolor hace parte de las cinco reglas del bienestar animal: Libre de temor, libre de dolor, libre de hambre, un entorno donde esté protegido y que respete su comportamiento natural.

Por ello la consulta veterinaria es algo que debe ser frecuente en tu animal de compañía. “Un año puede representarle a un animal de dos a cinco años por su expectativa de vida. Por ejemplo, si un perro geriátrico va cada dos años al veterinario es como si estuviese pasando ocho años para cada revisión” expresa el doctor Diego alrededor del tema de las consultas periódicas.

Recuerda que la consulta periódica es la única forma de garantizarle a tu animal la oportunidad de una vida digna e integra. De esta forma podremos saber si hay presencia de alguna enfermedad que esté afectando su vida y cómo podremos tratarla para que no evolucionen más o curarlos por completo.


10 razas de gatos más populares en el mundo

Tú sabes que siempre le vamos a hace más fuerza a la adopción, pero hoy es un buen día para hablar de las 10 razas de gatos más populares en el mundo.

  1. El gato persa: Famoso por su apariencia dulce y su carácter noble.
  2. El siamés: Son muy cariñosos y leales, sus tutores dicen que sus maullidos son únicos, sientes como si te estuvieron conversando
  3. El gato ruso azul: Famoso por ser elegante y estilizado, tiene un pelaje corto en tonalidades de gris o plateado
  4. El Bobtail americano: Resultar muy amable y atractiva. Además es activo, inteligente y sociable.
  5. El somalí: Gracias a su pelaje y rasgos tiene una apariencia algo salvaje. se asemejan muchísimo a un ejemplar de esta antigua raza felina.
  6. El siberiano: Se trata de una raza de gato grande, que requiere especial atención tanto al cepillado de su pelaje como a su socialización temprana.
  7. Ragdoll: Se encuentran entre las razas de gatos gigantes más populares de todo el mundo. según los especialistas en genética felina, resultan de diversos cruces entre otras razas más antiguas, como el persa y el siamés.
  8. Maine Coon: Un Maine Coon macho adulto puede llegar a pesar más de 10 kilos y medir hasta 70 cm de largo. Pero este cuerpo gigante revela un gato muy cariñoso
  9. Manés o manx: Se distingue de las demás razas felinas por haber sufrido una mutación natural en su columna vertebral. no tienen cola, aunque algunos ejemplares pueden mostrar una especie de diminuto muñón en la región de la cola
  10. Birmano o burmés: Son gatos sociables y extrovertidos, Son dueños de un largo y sedoso pelaje, que suele ser muy fácil de mantener en comparación a los demás gatos de pelaje abundante

Ahora cuéntanos en los comentarios, ¿cuál es tu favorito?

5 maneras de celebrar el Día del Gato

El Día del Gato son veinticuatro horas para venerar a estos reyes y reinas de nuestra Pet Family. Aunque si los gatos hablaran seguramente dirían que todos los días son sus días y muy probablemente dominaría al mundo, aún así los amamos y por eso aquí te dejamos algunas ideas para celebrar su día.

Adopta un minino

Que menor forma de celebrar que darle una Pet Family a un gatito desamparado. Busca un buen refugio o fundación de rescate animal y elije el primero que te mueva el corazón.

Dona tu tiempo, alimento o dinero

Celebrar con los felinos ayudando en una fundación o refugio, dona suministros, comida o juguetes.

Visita un Cat café

En Colombia ya existen varios lugares que una excelente oferta de café y pastelería donde además dedican un espacio para gatos que buscan hogar.

Arrúnchate con tu gatito

No hay mejor manera de celebrar el día del gato que sincronizar sus corazones al ritmo de una buena siesta

Lleva a tu felino a consulta médica veterinaria

Por último pero no menos importante, lleva a tu gato a un control médico a tu clínica veterinaria de confianza, y si es una práctica médica certificada como Cat Friendly, aun mejor

Bueno Pet Family este 8 de agosto a celebrar el día de gato, esperamos que sus mínimos se sientan aún más, los reyes y reinas de la casa

Pet Family edición #14

En esta edición encontrarás:

  • Almohadillas de tu perro ¿Cómo cortar el pelo que sobresale de ellas?
  • Peritonitis Infecciosa Felina
  • Sarna en perros y gatos
  • Síndrome braquicéfalico en perros
  • Tengo un nuevo cachorro en casa ¿Ahora qué hago?
  • Al rescate: La historia del BRAE Bogotá y sus caninos
  • Bananos y gatos ¿Se llevan bien?

Bananos y gatos ¿Se llevan bien? 

Por: Mario Lozano  

En la salud humana se habla de que el banano aporta varias vitaminas y minerales por lo que lo recomiendan especialmente para deportistas o personas que son muy activas mental y físicamente. Pero ¿pasa lo mismo con nuestros mínimos? ¿Podemos incluir el banano como un premio o snack saludable? Para descifrarlo consultamos con el Dr. Rodrigo Garzón y esto fue lo que descubrimos. 

La dieta no puede ser solo de bananos 

De acuerdo con lo que nos indicó el Dr. Garzón el banano y otras frutas que podemos llegar a recibir como recomendación por parte de nuestras médicas y médicos veterinarios de cabecera, no van a ser nocivos siempre y cuando sean precisamente una herramienta de premio o pequeño “pecadito” que le permitamos a nuestros felinos. En lo que el Dr. Rodrigo es muy enfático es que la dieta debe ser una discusión que se debe tener con cada profesional de la salud animal, y que en general no puede llegar a ser enteramente vegetal o frutal. 

¿Qué implica que sean un snack o premio? 

Básicamente que no hay una rutina o frecuencia establecida para suministrarlo, como sí pasa con su comida diaria. Debemos recordar que los felinos son carnívoros por naturaleza y en la proteína animal encuentran energía y los nutrientes esenciales que un vegetal o una fruta nunca suministrarán. 

Cuidado con el azúcar y las alergias 

Los bananos son muy ricos en hidratos de carbono. Según aseguran expertos, esta cantidad aumentan cuando la fruta está más madura. Debes tener en cuenta que el organismo de nuestros mínimos no está adaptado a dietas con alta concentración de hidratos de carbono, por lo tanto, debes consultar específicamente sobre esta fruta en tu próxima consulta veterinaria. 

¿Qué podría pasar si se abusa en el consumo del banano? Puede que tu gato llegue a estar propenso al desarrollo de enfermedades como diabetes u obesidad.  

Si vas a suministrar a tu gato banano por primera vez, te sugiero hacerlo en muy pequeñas cantidades para estar alerta a reacciones alérgica que pueda presentar (picazón, hinchazón de la garganta o la boca, síntomas de asfixia o silbidos al respirar), y que te dé tiempo de notificarlas a tu médica o médico veterinario de confianza. Dr. Rodrigo Garzón. 

¿Cómo le doy banano a mi gato? 

  1. Pela muy bien la fruta, no puede quedar cáscara ni hembras que deja esta sobre la fruta que le darás a tu gato. 
  1. Corta el banano en pequeños pedazos. Cuida que el tamaño sea inferior al de su garganta para que al tragar de pronto un trozo sin masticar no se vaya a ahogar. 
  1. Una regla general, sin importar si tu felino es grande o pequeño es darle menos de ¼ de la banana. Entonces cuando hagas esto, es buena idea que ustedes compartan el snack, así tú te comes el restante, no queda fruta sobrante que pueda llegar a estar en mal estado y le aportas también a tu salud. 

Para cerrar, el doctor Garzón nos enfatiza en que no descuidemos la alimentación de nuestros felinos, démosle opciones nutricionales diseñadas específicamente para ellos, ya que solo estos están formulados con justo los nutrientes necesarios para cada etapa de la vida de un felino. 

Tengo un cachorro nuevo en casa ¿Ahora qué hago? 

Por: Lauren Franco y Camila Salamanca 

Como tutores responsables la pregunta de llevar a un cachorro nuevo a casa es recurrente. Con ella todas las inquietudes sobre cómo hacer qué este proceso sea más fácil y que garantice el bienestar del animal. Por eso con la ayuda del Dr. David Montoya, director médico de la Clínica PetPlus realizamos esta guía para saber qué hacer cuándo se tenga un cachorro nuevo en casa.  

 ¿En qué momento debo llevar un cachorro a casa? 

Cuando se recurre a la adopción es normal ver a cachorros recién nacidos que buscan un hogar. Incluso el escenario en tiendas de mascotas con poca responsabilidad también se puede dar. Pero en cualquiera de los dos casos se debe ser consciente de que la edad es crítica para el desarrollo del animal.  

El Dr. David asegura que es importante que ellos no sean separados de la mamá antes de las seis semanas de vida. “esta es una etapa de la vida donde aprenden cosas de la mamá y los hermanos”.  

Así que la edad más prudente para llevarlo a casa sería entre la octava y doceava semana de vida.

Dr. David Montoya 

Ya tengo el cachorro en casa ¿Y ahora qué hago? 

A la hora de tener un nuevo animal de compañía, sin importar su edad hay que tener varias precauciones. La consulta al veterinario, el asesoramiento nutricional y el acondicionamiento del hogar son alguna de ellas. Sin embargo, cuando el animal está en sus primeras etapas de vida los pasos a seguir durante sus primeros días en el hogar serán fundamentales. 

Para el médico veterinario el periodo sensible es una etapa crucial para el desarrollo de la vida del animal. Aquí socializan con perros, gatos, sonidos y otras personas que permiten que los comportamientos queden fijos para toda su vida. No obstante, este periodo se cruza con la etapa de vacunas y para evitar que se enfermen o enfermen a otros animales es importante que los cachorros no salgan a la calle. 

Una buena opción es exponerlos a casa a ruidos que lo vayan acostumbrando. Ya que no debemos dejarlos oler donde usualmente haya perros, podemos llevarlos en nuestro auto o en un maletín. 

Algunos consejos útiles que comparte el doctor para el momento en que el cachorro llegue a casa  

  • Empezar rutinas preventivas: plan de vacunación, de desparasitación y una buena nutrición 
  • Establecer el lugar donde vaya a dormir y no acostumbrarlos a dormir donde no debería, por ejemplo, la cama 
  • Los platos de comida y agua deben estar en casa antes de que llegue 
  • Cuando el cachorro llegue a casa y cometa algo malo la corrección debe hacerse en ese instante. 
  • Algunas formas de corregirlo es asociar ruidos fuertes a los malos comportamientos.  

Por último, nos unimos a la invitación y llamado que muchos profesionales de la industria hacen constantemente: asesórense con médicos veterinarios antes de llevar un animal de compañía a casa. El acompañamiento de la mano de profesionales es la única forma de evitar que sigan existiendo abandono animal en el país por la falta de preparación ante situaciones completamente prevenibles.  

El Dr. David Montoya dice qué en su clínica, PetPlus, pueden encontrar asesoramiento gratuito para antes de llevar a un cachorro en casa y de esa forma entender que la responsabilidad de un animal es para toda la vida.  

Si quieres conocer más sobre la clínica visita su página web www.petplusclinica.com 

Peritonitis Infecciosa Felina PIF ¿Qué debo saber?  

  Por: Tatiana Gómez Orejuela  

 La peritonitis infecciosa felina es una enfermedad mortal que es causada por un coronavirus felino (FcoV). Este virus puede tener dos cepas diferentes; l primero que es considerado como el coronavirus entérico felino (FeCV), que invade el tracto digestivo Y el segundo, causante de la peritonitis infecciosa felina (FIVP), siendo este una mutación con la capacidad de diseminarse por todo el organismo.  

Es muy frecuente que los gatos se infecten cuando conviven con gran cantidad de animales. En la mayoría de las situaciones no provoca más que diarrea, inapetencia, vomito y aunque el virus siempre está presente en los gaticos este virus puede mutar en el interior del gato y de esta forma produce la enfermedad llamada PIF.  

Hablamos con el médico veterinario Javier Eduardo Gómez que nos explicó todo acerca de esta enfermedad, qué es, cómo se diagnostica, los signos de alarma que podemos ver en nuestros gatos cuando presentan un cuadro de peritonitis y el tratamiento que se puede llevar a cabo. Recuerda que a pesar de que es una enfermedad que no tiene cura es importante tratarla a tiempo para que tu minino tenga buena calidad de vida.  

Peritonitis Infecciosa Felina PIF  

Como mencionamos anteriormente es un virus que muta dentro del cuerpo del minino por causas desconocidas; se puede presentar de dos formas: PIF húmeda y PIF seca, dependiendo de la edad y de las características que presenta en los síntomas del gato.

Esta puede ser causada por muchos factores como, inmunosupresión por estrés, presencia de enfermedades, vacunación, cambios de ambiente o presencia de otros animales entre otras posibilidades que se tiene para adquirirla. Se presenta en todas las edades y puede ser relacionado con una predisposición genética.  

Los gatos más sensibles a este virus son los de raza pura sobre todo los bengalí. Más del 70% de los casos tienen lugar antes de cumplir el primer año, aunque puede afectar a cualquier edad. Es frecuente que un gato callejero o silvestre sea más propenso a contraer la enfermedad que los caseros, por el contacto que tiene con diferentes animales y ambientes.  

El gato empieza a excretar el virus en las heces una semana después de la infección y esto puede durar varias semanas. En los portadores crónicos puede durar meses e incluso ser de por vida y suele ser frecuentes las reinfecciones. De esta forma, el animal pasa por varios episodios a lo largo de su vida, algunos incluso que pueden llegar a ser mortales.    

  Signos de alarma  

Algunos signos de alarma que pueden estar asociados a este virus son:   

  • Pérdida de apetito.  
  • Pérdida de peso en poco tiempo.  
  • Acumulación de líquido amarillento en la cavidad abdominal y/o torácica.  
  • Letargia
  • Lesiones inflamatorias en los ojos, afectando la visión.   
  • Lesiones inflamatorias en el sistema nervioso, provocando temblores o cambios de comportamiento.  

Diagnóstico del PIF  

 La infección es por vía fecal – oral, es decir que las heces son la principal forma de transmisión del virus. Puede durar en el ambiente por varias semanas siempre que sea en lugares seco. Lo bueno es que se puede hacer una limpieza con detergente o desinfectante que inactiva el virus al aplicarlo en todo el entorno. 

Una vez el minino es infectado pueden pasar tres cosas:  

  • Recuperación 
  • Eliminación persistente del virus en las heces 
  • Eliminación intermitente y recurrente del virus en heces 

Para el diagnóstico de esta enfermedad existen varias pruebas que ayudan a su identificación.  Estas incluyen un examen exhaustivo, uno del sistema nervioso, ojos, acumulación de líquido abdominal, entre otros. Sin embargo, no existe una prueba diagnóstica específica para determinar si existe PIF en los gatos.  

 La única forma es hacer biopsias de los tejidos afectados pero el minino estará demasiado enfermo para poderle tomar una biopsia por lo que el procedimiento suele hacerse post mortem.  

 Si se sospecha de alguno de los signos de alarma por favor acudir lo más pronto posible al veterinario algunos de los mininos que son infectados se pueden tratar y mejorar.  

Que mayor regalo que el amor de un gato 

Charles Dickens