6 diciembre, 2021

petfamily

La Comunidad de las Mascotas y sus Familias

El ojo rojo en caninos

Por:
Natalia Pérez Restrepo, MVZ, MSc
Directora de ULULA Oftalmología Veterinaria
Tel. +57(4)2665643 I Cel. (+57)3006410203
ululaoftalmologiaveterinaria@gmail.com
www.ululavet.com I Medellín, Colombia

En algunas ocasiones puedes haber presenciado en tu mascota lo que se denomina “ojo rojo”. Siendo este uno de los signos más comunes de consulta en términos de oftalmología, queremos explicarte hoy de qué se trata y qué debes hacer en el caso que tu compañero de cuatro patas los presente.

¿Qué es el ojo rojo?

Se le denomina ojo rojo a la inflamación de los vasos sanguíneos que irrigan la parte blanca del ojo y la membrana conjuntiva que la recubre, estructuras conocidas técnicamente con los nombres de esclerótica y conjuntiva respectivamente. Es uno de los signos clínicos más comunes en la práctica clínica diaria de animales de compañía; condición que se presenta por múltiples causas y requiere de atención oportuna por parte del especialista.

Enfermedades asociadas

Comúnmente se asocia el ojo rojo con conjuntivitis, la cual es una de las causas de dicho signo clínico, pero existen otros orígenes como:

  • Ojo seco
  • Cuerpo extraño
  • Úlcera corneal
  • Glaucoma
  • Uveítis

Estas enfermedades que pueden generar intolerancia a la luz, parpadeo frecuente, lagrimeo, frote facial, dolor ocular intenso hasta pérdida de la visión y del ojo.

Conjuntivitis

La conjuntivitis es una enfermedad benigna en la mayoría de los casos, originada por alergias o bacterias que se soluciona con el tratamiento indicado en pocos días. Como resultado de:

  • Una reacción alérgica debido a la picadura de insectos, ácaros, polen
  • Exposición a plantas y/o productos irritantes es una condición no contagiosa.

Pero cuando su origen es infeccioso, es decir, por la presencia de virus o bacterias puede contagiarse con facilidad, y su solución requerirá mayor tiempo y acompañamiento por parte del oftalmólogo.

el ojo seco

El ojo seco, también denominado queratoconjuntivitis seca, se debe a una baja producción lagrimal o lágrimas de mala calidad que no logran lubricar, nutrir y defender la superficie ocular. Esta enfermedad genera ojo rojo debido a la deshidratación del globo ocular que tiende a irritarse con mayor facilidad. Los perros con ojo seco presentan legañas verdes y espesas, dolor ocular y muchas otras complicaciones sino es tratado a tiempo.

Cuerpos extraños

La presencia de cuerpos extraños en la superficie del globo ocular puede generar irritación, dolor y hasta úlcera corneal, es decir, la pérdida de continuidad de la parte frontal y transparente del ojo. En estos casos se observa con frecuencia que el canino presenta lagrimeo y suele cerrar el ojo afectado con intensidad. Las úlceras corneales pueden tener otras causas como: párpados enrollados, pestañas o cilios que la rozan, ojo seco, etc.

Glaucoma

El glaucoma es el aumento de la presión intraocular que congestiona y enrojece los vasos sanguíneos, generando ojo rojo, dolor y aumento de tamaño del globo ocular. Si esta situación no es detectada a tiempo hace que las estructuras internas sufran daños irreversibles y por consiguiente se produzca ceguera repentina.

Uveítis

La uveítis es la inflamación interna del ojo, es una condición de difícil diagnóstico y es una de las principales causas de ojo rojo. La úvea es la capa intermedia del ojo que se encuentra muy pigmentada y con presencias de numerosos vasos sanguíneos; por lo tanto, puede inflamarse con facilidad.

Un problema comun en algunas razas

Existen razas de caninos más propensas a sufrir este tipo de afecciones debido a su anatomía craneana que hace que sus globos oculares estén más expuesto a agentes externos como: la luz ultravioleta, polución, aguas contaminadas, traumas, entre otros. Las razas con ojos prominentes que más consultan en ULULA Oftalmología Veterinaria son: Bulldog Inglés y Francés, Boston Terrier, Pug, Shih Tzú, Chihuahua y Bóxer.

Cada una de las enfermedades mencionadas con anterioridad tienen un diagnóstico y tratamiento específico, por lo tanto, no es conveniente automedicar a nuestros caninos, y se recomienda visitar con urgencia al oftalmólogo par evitar daños más severos en sus ojos.

Puede que te hayas perdido