Aseo de tu gato en casa

Tu felino se verá y se sentirá genial después de una buena sesión de grooming en casa. Además, harás mucho más fácil el trabajo del groomer cuando lo lleves a un servicio completo de aseo y spa.

Como ya lo sabes, por naturaleza los gatos se pueden estresar con facilidad, y si desde pequeños no los has acostumbrado al baño, será una tarea de mucha paciencia y amor. Este es el ejemplo de los felinos adoptados, que generalmente no tiene la rutina del baño dada por humanos.

Sin duda has visto a tu gatito acicalarse varias veces al día.  En su mayor parte, pueden asearse muy bien, pero a veces necesitarán un poco de tu ayuda. La clave es que el momento de aseo sea lo más agradable posible para los dos.

¿Cómo debe ser la sesión de aseo?

Las sesiones de grooming en casa deben ser divertidas para ambas partes, así que prográmalas cuando tu gato esté relajado, tal vez después de hacer ejercicio o comer.  Lo ideal es que tu felino recuerde estas sesiones de aseo de manera positiva, por lo que nunca querrás arriesgarte a perder la paciencia.  Si has tenido un día estresante o estás de mal humor, lo mejor será aplazar la sesión.

Para empezar con esta rutina recomendamos que sean cortas, de 5 a 10 minutos está bien.  Gradualmente ve alargando el tiempo hasta que tu felino se acostumbre a la rutina.  También debes acostumbrar a tu gato a ser manipulado.  Acostúmbrate a acariciar cada parte de él o ella, incluidas las orejas, la cola, el vientre, la espalda y las patas.

Si notas que tu gato se empieza a estresar, interrumpe la sesión e intenta nuevamente cuando esté más tranquilo. Recuerda acumular elogios y ofrecerle un premio cuando termine la sesión.

El cepillado

El uso de cepillo ayudará a mantener el pelaje de tu felino en buenas condiciones al eliminar la suciedad, evitar enredos y mantener su piel limpia.

Si tu gato es de pelo corto, solo necesitas cepillarlo una vez a la semana:

  • Puedes empezar a cepillar desde la cabeza a la cola.
  • Luego, elimina el pelo muerto con un cepillo o guante de goma.
  • Debes ser muy gentil cerca de su pecho y vientre

Si tu gato es de pelo largo, puedes cepillarlo todos los días:

  • Puedes empezar por su vientre y piernas, asegúrate de desenredar todos los nudos.
  • Luego, cepilla su pelaje hacia arriba con un cepillo de cerdas o goma.
  • Para cepillar su cola, haz una parte en el medio y cepilla a cada lado.

El baño

Si el pelaje tiene alta presencia de grasa, esta pegajoso o con mal olor, es hora del baño. Usa un champú suave que sea seguro para usar en gatos, la mejor persona para recomendarte el producto ideal es tu médico veterinario de cabecera.

Puedes seguir estos pasos para darle un buen baño a tu felino:

  • Primero, cepilla bien para eliminar todo el pelo muerto y demás suciedad.
  • Coloca una alfombra de baño de goma en un fregadero o bañera para proporcionar una base segura.
  • Ubica a tu felino en una tina o fregadero que se haya llenado hasta una altura aproximada de 8 cm con agua tibia.
  • Usa una manguera de rociado para humedecerlo completamente teniendo cuidado de no rociar directamente en sus oídos, ojos o nariz.  Si no tienes una manguera de rociado, un recipiente de plástico grande y buen pulso funcionarán.
  • Masajea suavemente con champú, trabajando desde la cabeza hasta la cola.
  • Enjuaga bien. Recuerda, debes evitar las orejas, ojos y nariz.
  • Finalmente seca a tu gato con una toalla grande.

El corte de uñas

Es una de las actividades más riesgosas. Por eso siempre lo recomendable es dejar ésta tarea a los profesionales. Sin embargo, si tienes experiencia, cuidado y experiencia, podrás lograrlo.

Es una buena idea acostumbrar a tu gato a que le toquen las patas antes de intentar un corte de uñas. Para ello, frota tu mano hacia arriba y hacia abajo sobre su pierna y luego presiona suavemente cada dedo del pie individualmente, y asegúrate de darle muchos mimos y algunas golosinas mientras haces esto. Cada animal es diferente, pero es probable que dentro de una o dos semanas de masaje diario, tu gato acepte el corte de uñas sin demasiado alboroto.

Aquí te explicamos cómo hacerlo:

  • Comienza ejerciendo una presión suave en la parte superior de la pata y la planta o almohadilla, esto hará que extienda sus garras.
  • Usa unas tijeras afiladas y de alta calidad para cortar la punta blanca de cada uña, justo antes del punto donde comienza a curvarse.
  • No hagas este proceso de afán. Hay una vena que corre hacia la uña.  Esta área rosa se puede ver a través de la uña, es muy delicada y no debe ser cortada.
  • Si accidentalmente cortas en esta área rosada, puede sangrar, en cuyo caso puedes aplicar un poco de polvo estético para detener el sangrado.

Recuerda, el momento de aseo debe ser placentero para ti y tu felino. Esperamos te sean útiles estos consejos para tu Pet Family.

[Descargo de responsabilidad] No pretendemos ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento de un(a) veterinari@ profesional. Siempre busqua el consejo del progfesional en salud animal con cualquier pregunta que puedas tener con respecto a la condición médica de tu mascota. Si crees que tu mascota tiene una emergencia médica, llama o visita una clínica veterinaria de emergencia.

Un comentario en “Aseo de tu gato en casa”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.