Consejos para cuidar las patas de tu gato

Las patas de tu felino tienen para él la misma importancia que tu le das a tus manos y tus pies. Por eso parte de tu tarea es ayudar a tu gatito a mantener sus patas sanas.

Imagina por un momento en un día normal por donde pasan las patas de tu gato. Caminan sobre superficies sucias como la caja de arena, pueden tocar productos de limpieza del hogar, pueden salir por el vecindario y caminar por terreno rocoso, y además pisar superficies frías o calientes.

Normalmente tu verás que tu gatito hace el trabajo solo, que se encarga de limpiar sus propias patas lamiéndolas, pero en ese proceso puede estar ingiriendo sustancias dañinas o lastimándose más una herida.

Por eso el cuidado de las patas de un gato debe incluir inspecciones de parte tuya, en esta entrega traemos para ti unos consejos:

La inspección

Debes estar atento a todo tipo de señales. Si notas que cojea o que no ejerce presión sobre una determinada pata, es posible que tenga algo incrustado o que se haya lesionado la pata de alguna manera.

Debes prestar mucha atención porque los gatos son buenos para ocultar su dolor.

Por lo anterior es importante desde el día cero que un felino llegue a tu vida, acostumbrarlo a que le manipules las patas. Lo ideal es hacer el examen a diario.

Limpieza de las patas

Debes usar un paño suave para limpiar todas esas pequeñas almohadillas de las patas de tu gato. Pide a tu médico veterinario que te aconseje la mejor opción para esto. Así limpiarás sus dedos de suciedad, polvo de basura y cualquier químico u objeto extraño.

El corte de uñas

Ya hemos hablado de este tema, a los gatos sí se les corta las uñas. Ellos ya son animales domésticos y no necesitarán sus garras para cazar. Si vas a hacer esta tarea tu mismo es sugerible que tengas la guía de tu médico veterinario, y si prefieres puedes llevarlo al salón para que además del corte reciba una buena sesión de spa.

Las almohadillas

Si las almohadillas de las patas de tu felino están secas, irritadas o agrietadas, es el indicador para pedir una consulta veterinaria. Es recomendable en esos casos humectar las almohadillas con un producto seguro y diseñado para ellos.

Evite la vaselina o las lociones hechas para humanos, pueden ser dañinas.

Finalmente, no sobra recalcar y recomendar que lo mejor es que un gato no tenga libre acceso al exterior, no solo puede presentarse un accidente fatal o su pérdida, también será menos probable que se lesione o encuentre superficies extremadamente calientes o frías o químicos peligrosos.

Recuerda que tú puedes enriquecer el ambiente de tu gatito con rascadores y gimnasios que harán de su hogar todo un mundo por explorar.

[Descargo de responsabilidad] No pretendemos ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento de un(a) veterinari@ profesional. Siempre busqua el consejo del progfesional en salud animal con cualquier pregunta que puedas tener con respecto a la condición médica de tu mascota. Si crees que tu mascota tiene una emergencia médica, llama o visita una clínica veterinaria de emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *