fbpx

PetFamily

La Comunidad de las Mascotas y sus Familias

Decodificando las colitas caídas: cómo saber si tu perro está triste 

¡Hola, Pet Family de dos y cuatro patas (y todas las demás configuraciones posibles)! Hoy nos vamos a convertir en detectives caninos para descifrar un misterio peludo: ¿Cómo saber si nuestro compañero de cuatro patas está pasando por un bajón? 

1. La mirada melancólica 

Primero, fíjate en sus ojos. Si tu perro te mira con una expresión que te hace pensar, “Este chico podría protagonizar un anuncio de música triste,” es probable que algo no esté bien. Esos ojitos llorosos no siempre son señal de que quiere tu pedazo de pizza. 

2. Colita desinflada 

Ahora, echemos un vistazo a esa cola. Si normalmente parece una batuta de director de orquesta y de repente más bien parece un limpiaparabrisas en cámara lenta, puede que tu amigo esté desanimado. 

3. El gran escape (o no) 

¿Tu perro, que normalmente es más pegajoso que un chicle en la suela del zapato, de repente se ha vuelto un ermitaño? O al revés, ¿se ha convertido en tu sombra? Cambios drásticos en su deseo de compañía pueden ser señales de alerta. 

4. El caprichoso comilón 

Observa sus hábitos alimenticios. Si de repente su comida favorita le parece tan apetitosa como una zapatilla vieja, podría estar diciéndote que algo no está bien. 

5. Un paso para adelante, dos para atrás 

Atención a su energía. Si tu perro, normalmente más enérgico que un equipo de animadores, ahora se mueve como si estuviera en una competencia de lentitud, es hora de prestar atención. 

¿Y ahora qué? 

Si notas estos signos, no te conviertas en un doctor Google para perros. Un veterinario es tu mejor aliado. Y recuerda, un poco de mimo extra y caricias pueden hacer maravillas. 

Así que, familias multiespecie, mantengan esos ojos abiertos y esas manos listas para acariciar. ¡Nuestros amigos peludos a veces necesitan un poco más de amor, y quién mejor para dárselo que su familia favorita en todo el mundo (es decir, tú)!