La importancia de medir la ración en la alimentación de los perros y gatos

Con mucha frecuencia, los perros y gatos pueden comer más con los ojos que con el estómago. Para mantener el equilibrio entre lo que necesitan y la sobrealimentación, debemos darles una cantidad adecuada según su especie, edad, tamaño, forma de vida, nivel de actividad y recomendaciones del veterinario. En perros cachorros: 3-4 comidas al día, perros adultos: 2-3 comidas al día y los gatos deben comer pequeñas porciones todo el día.

Es de suma importancia siempre leer atentamente las instrucciones de alimentación del empaque del producto utilizado, en ellos aparecen tablas con la indicación de cantidad de comida en gramos o tazas, teniendo en cuenta su edad y peso actual.

La cantidad exacta de comida puede variar dependiendo de la edad, raza, estado de salud y grado de energía: las mascotas más juguetonas y deportistas queman más energía, por lo que necesitan más combustible; los más dormilones requieren menor cantidad.  La ración que determina el empaque del producto está diseñada para la cantidad de comida al día, esta se debe repartir en el número de raciones que se suministran.

Es recomendable pesar al perro o gato periódicamente para estar seguros de que tiene el peso correcto para su edad, tamaño y raza. Se puede hacer en casa y mantener estos datos en el carné de salud, para presentarlos al veterinario durante los chequeos de rutina.

Debemos alimentar a la mascota en un lugar donde pueda comer tranquilamente sin ser interrumpido, un plato limpio y agua siempre fresca y a disposición.  

Una alimentación balanceada

Los perros y gatos saben exactamente cómo conseguir lo que quieren, especialmente cuando se trata de pedir más comida. Ellos deben mantener una dieta saludable y equilibrada; evitemos a toda costa darles sobras de comida y nunca alimentar con carne cruda, chocolate, cebollas, uvas/pasas porque pueden generar enfermedades o ser muy tóxicas para ellos.

Si es necesario modificar la alimentación, por ejemplo, cuando pasa de cachorro a adulto, hay que dar un plazo de adaptación a su sistema digestivo. Mezcla un poco de su nueva comida con la antigua, añadiendo gradualmente un poco más durante un plazo de 7 a 10 días, hasta se alimente únicamente con la nueva comida.

[Descargo de responsabilidad] No pretendemos ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento de un(a) veterinari@ profesional. Siempre busqua el consejo del progfesional en salud animal con cualquier pregunta que puedas tener con respecto a la condición médica de tu mascota. Si crees que tu mascota tiene una emergencia médica, llama o visita una clínica veterinaria de emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *