fbpx

PetFamily

La Comunidad de las Mascotas y sus Familias

Los 12 alimentos que jamás debes darle a tu gato 

Bienvenidos, queridos lectores de Pet Family, a un artículo esencial para todos aquellos que comparten su hogar con un elegante y misterioso felino. Hoy vamos a hablar de algo crucial: la alimentación de nuestros gatos. Aunque nos encanta consentirlos, hay ciertos alimentos que, aunque parezcan inofensivos, pueden ser muy perjudiciales para su salud. ¡Vamos a descubrirlos! 

1. ¡No más lágrimas felinas: evita la cebolla y el ajo! 

La cebolla, el ajo, el puerro y el cebollino contienen compuestos que pueden causar anemia hemolítica en gatos. Su consumo, incluso en pequeñas cantidades, puede ser fatal. Mantén a tu gato alejado de estos alimentos para proteger su salud. 

2. El chocolate: un dulce peligro 

El chocolate, especialmente el negro, contiene teobromina, un compuesto tóxico para los gatos. Puede causar desde gastroenteritis hasta problemas cardíacos y nerviosos. Evítalo completamente en la dieta de tu felino. 

3. La cafeína, un enemigo oculto 

Al igual que el chocolate, la cafeína es una metilxantina peligrosa. Se encuentra en el café, té, y ciertas bebidas energéticas. Puede provocar hiperactividad, temblores y problemas cardíacos. 

4. Alcohol: no solo una mala idea 

El etanol, presente en bebidas alcohólicas y ciertos productos fermentados, es extremadamente peligroso para los gatos. Puede causar desde depresión y ataxia hasta coma y muerte. 

5. Limón y otros cítricos: no son para gatos 

La pulpa del limón no es tóxica, pero su piel, tallos y hojas contienen aceites esenciales y psoralenos que pueden causar vómitos, diarrea y depresión. 

6. Carne y pescado crudos: un riesgo inesperado 

Aunque populares en dietas BARF, la carne y el pescado crudos pueden contener patógenos peligrosos. Cocina siempre estos alimentos antes de dárselos a tu gato para evitar riesgos. 

7. Huevos crudos: problema doble 

Los huevos crudos pueden ser un peligro por su contenido bacteriano y porque contienen avidina, que disminuye la absorción de biotina, esencial para los gatos. 

8. Dulces: no tan dulces para los gatos 

Los gatos no perciben el sabor dulce, y los alimentos azucarados pueden predisponerlos a obesidad y diabetes. Mejor evítalos en su dieta. 

9. Cuidado con los alimentos salados 

Los gatos son propensos a enfermedades renales, y el exceso de sal puede agravar este riesgo. Evita darle alimentos como embutidos o anchoas. 

10. Leche: no es tan bueno como crees 

Contrario a la creencia popular, muchos gatos son intolerantes a la lactosa y la leche puede causarles problemas digestivos. Mejor opta por alternativas sin lactosa. 

11. El vinagre: úsalo con cuidado 

Aunque no es tóxico, el vinagre puede irritar el sistema digestivo de tu gato. Úsalo solo bajo supervisión veterinaria y en pequeñas cantidades. 

12. Frutos secos: no recomendados 

Aunque no son tóxicos, su alto contenido en grasas puede conducir a obesidad y otros problemas de salud. Evita incluirlos en la dieta de tu gato. 

¿Qué hacer en caso de ingestión de alimentos prohibidos? 

Si tu gato consume alguno de estos alimentos, es crucial actuar rápidamente. Valora la gravedad y acude al veterinario si es necesario. Recuerda, nunca uses remedios caseros ni induzcas el vómito sin supervisión profesional.