Sarna en perros y gatos 

Por: Tatiana Gómez Orejuela  

La sarna es una patología ocasionada por parásitos que existen en el ambiente como los ácaros. Estos son animales muy pequeños que se alimentan de piel muerta, los desechos y el sebo que se aloja en esta zona lo que conlleva a que el perro o gato se rasque y se generen heridas en la piel lo que provoca una infección.  

Con el apoyo de Mario Alejandro Bedoya Patiño, médico veterinario de la clínica Laten, pudimos conocer lo que es la sarna, cómo identificar que algo pasa con la piel y que podemos hacer para cuidar de nuestros animales de compañía.  

A pesar de que es una enfermedad que se puede tratar su rasquiña es muy molesta y lo más importante es tratarla a tiempo. Ya que si las lesiones empeoran pueden generar una gran infección e incluso la muerte.  

Tipos de sarna 

Existen diferentes tipos de sarna y cada una tiene su respectivo tratamiento para que nuestro perro o gato mejore:  

Sarna demodécica  

Es la más común y recibe el nombre de sarna roja. El acaro que lo genera se llama Demodex Canis o Cati. Este parasito se encuentra regularmente en la piel y es combatido por el sistema inmune, pero si por algún motivo el sistema inmunológico falla, puede que sea mucho más fácil el contagio y que los ácaros empiecen a reproducirse creciendo exponencialmente rápido.  

En este tipo de sarna hay tres formas en las que se puede presentar:  

Sarna demodécica localizada: Este tipo de sarna se puede localizar en la cabeza o cara hacia el lado de los ojos y del hocico, incluso también se puede ver en las patas y algunas veces en el lomo. Es más frecuente en perros, especialmente en cachorros, y van desapareciendo con el tiempo.  

Sarna demodécica generalizada

Es una versión más extendida de este parasito presentando más de cinco lesiones o incluso calvas en diferentes zonas del cuerpo.  

Pododermatitis demodécica

Se presenta en las patas. Es resistente y muy difícil de tratar porque viene acompañada de infecciones y producen malos olores.  

Sarna sarcóptica 

Se denomina la sarna canina y es producida por el ácaro Sarcoptes Scabiei. Es la más evidente ya que produce muchísima rasquiña y puede ser contagiosa para los humanos.  

Sarna otodéctica 

Conocida como la sarna de las orejas. Afecta principalmente a los gatos, pero se presenta más en gatos pequeños. Es producido por el ácaro de los oídos Otodectes Cynotis y se puede ver con el otoscopio, suele darse solamente en el oído, pero si se deja avanzar puede extenderse a la cara.  

Otros tipos de sarna 

Existen muchas variantes de la sarna en los perros y gatos, vamos a nombrar otras que pueden presentarse.  

  • Sarna cheytiella.  
  • Sarna pneumonyssoides.  
  • Sarna notoédrica.  

Síntomas habituales y señales de alarma 

Los síntomas de la sarna son característicos y es difícil pasarlos por alto:  

  • Rasquiña que genera peladuras en la piel. Suelen rascarse solo con las uñas o los dientes o empezar a rascarse con muros, muebles, entre otras.  
  • Enrojecimiento e inflamación de la piel.  
  • Piel con resequedad y aparición de costras. 
  • Mal olor. 
  • Pelo de color opaco y debilitado. 
  • Pérdida de apetito y peso.  
    Cuando veas alguno de estos comportamientos en tu gato o perro corre al veterinario, recuerda que es oportuno estar revisándolos todos los días para saber que todo está bien con su piel, pelo y demás.  

  Contagio 

La sarna se contagia fácilmente con el contacto de perros o gatos que presenten esta enfermedad, incluso con lugares, prendas u objetos que hayan podido tener contacto con el paciente infectado. Lo mejor es que si tenemos más de un canino o felino aislarlos mientras que se le realiza el tratamiento y está completamente sano.  

Es importante que nos protejamos al momento de hacerle el tratamiento ya que podemos contagiarnos.  

Tratamiento 

Es importante que el tratamiento sea guiado por el veterinario de cabecera, recuerda que ellos son los profesionales en estas enfermedades y saben cómo guiar, tratar y mejorar el estado de nuestros animales de compañía. 

El tratamiento es a base de diferentes medicamentos vía oral, tópico y a veces a través de una inyección que ayudarán a eliminar los ácaros y a desinflamar la piel. Además, también se realizan baños tópicos que son anti-ácaros y analgésicos para combatir las constantes piquiñas.  

Es importante tener en cuenta que debemos protegerlos para evitar laceraciones por el constante roce de las uñas con la piel. Con estas enfermedades tópicas el secreto es ser constante y solo suspenderlo cuando ya se encuentra en perfecto estado. Recuerda que su salud depende de ti y de las acciones que tomes al respecto.  

[Descargo de responsabilidad] No pretendemos ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento de un(a) veterinari@ profesional. Siempre busqua el consejo del progfesional en salud animal con cualquier pregunta que puedas tener con respecto a la condición médica de tu mascota. Si crees que tu mascota tiene una emergencia médica, llama o visita una clínica veterinaria de emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *