fbpx

PetFamily

La Comunidad de las Mascotas y sus Familias

Un comportamiento inusual que podría indicar un tumor cerebral en perros y gatos 

En nuestra vida diaria con mascotas, disfrutamos de sus encantadoras travesuras y gestos de cariño. Pero, ¿sabías que ciertos comportamientos «adorables» podrían ser señales de alarma? Uno de estos es el «head pressing» o presión de cabeza, un acto donde tu mascota presiona su cabeza contra objetos fijos. Aunque puede parecer inofensivo o incluso gracioso, es un indicador serio de problemas de salud. 

Presionar la cabeza 

Cuando tu perro o gato empuja compulsivamente la parte superior de su cabeza contra un objeto estacionario, como una pared o un mueble. Este comportamiento persistente y repetitivo es una señal clara de que algo grave sucede en el cerebro o el sistema nervioso central de tu mascota. 

Causas detrás del Head Pressing 

  • Enfermedad del prosencéfalo: daño en el cerebro anterior y el tálamo. 
  • Encefalopatía hepática o renal: toxinas en la sangre cruzan la barrera hematoencefálica. 
  • Exposición a toxinas 
  • Tumor cerebral 
  • Derivación hepática 
  • Infecciones del sistema nervioso: como la rabia o infecciones fúngicas. 
  • Desórdenes metabólicos o glandulares 
  • Accidente cerebrovascular 
  • Encefalitis 
  • Traumatismo craneoencefálico 
  • Signos Adicionales a Observar 
  • Vocalizaciones anormales 
  • Paseo compulsivo y círculos sin fin 
  • Desorientación y cambios de comportamiento 
  • Problemas de equilibrio y visión 
  • Convulsiones y trauma en la cabeza u ojos 

Diagnóstico y tratamiento 

El diagnóstico del «head pressing» es complejo. Tu veterinario realizará un examen exhaustivo, incluyendo pruebas de retina, presión arterial, análisis de orina, pruebas de sangre e imágenes cerebrales mediante TAC o MRI. El tratamiento dependerá completamente del diagnóstico preciso. En algunos casos, se requerirá la gestión médica, mientras que en otros puede ser necesaria la cirugía. 

Aunque ciertos comportamientos como frotar la cabeza de manera afectuosa son normales en gatos y algunos perros, el «head pressing» nunca lo es. Si observas este comportamiento en tu mascota, es crucial actuar con rapidez y consultar a un veterinario. Recuerda, la salud de tu compañero peludo es siempre lo más importante.