fbpx

PetFamily

La Comunidad de las Mascotas y sus Familias

¡Aprende a enseñar a tu perro a soltar objetos en un dos por tres!

¡Hola familias multiespecie! ¿Alguna vez te has encontrado con que tu peludo amigo no suelta ese juguete o, peor aún, esa cosa que no debería tener en su boca? ¡Estás en el lugar correcto! Enseñar a tu perro a soltar objetos puede ser vital para su seguridad. Imagina una situación en la que tu perro haya agarrado algo peligroso o venenoso, tener una orden de «soltar» confiable es esencial. 

Pero antes de sumergirnos en el protocolo de entrenamiento, es crucial mencionar que los consejos aquí no están dirigidos a perros que defienden sus recursos. Si ese es tu caso, busca recursos específicos para ese comportamiento. 

El primer paso de este entrenamiento comienza con… ¡nada en la boca de tu perro! Así es, ¡leíste bien! En lugar de intentar quitar algo de la boca de tu perro, crearemos una fuerte asociación con la palabra «soltar» y luego vincularemos esa palabra con la acción que deseamos. 

Necesitarás para este ejercicio: 

Alimentos que a tu perro le encanten. Si no se emociona con las golosinas de entrenamiento, prueba con queso en hebras o pollo desmenuzado. 

Tus primeros pasos son: 

  1. Con tu perro sentado o de pie frente a ti, di «¡soltar!» con un tono agradable. 
  1. Inmediatamente después de decir la palabra (no al mismo tiempo), derrama varios pedacitos de comida en el suelo y señálalos a tu perro. ¡Queremos que se acostumbre a que tus manos estén cerca del objeto soltado! 
  1. Repite este ejercicio hasta que tu perro reaccione notablemente al sonido de la palabra «soltar». Busca señales como mover la cola, orejas alerta o lamerse los labios. ¡Esto puede llevar uno o dos días! 
  1. Te recomendamos hacer este ejercicio durante una semana en diferentes habitaciones y también al aire libre. ¡No puedes exagerar! 

Una vez que tu perro haya hecho una asociación positiva con la palabra «soltar», es hora de enseñarle a soltar objetos que no son tan valiosos para él. 

Pasos a seguir: 

  1. Ten listas las recompensas alimenticias, pero fuera de su vista. 
  1. Espera a que tu perro tome un juguete (¡puedes animarlo!) y luego di «¡soltar!» con ese tono agradable que has estado practicando. Di la palabra solo una vez. 
  1. Al decir la palabra, retrocede varios pasos. ¡Esto es esencial! 
  1. Tu perro debería soltar el objeto al instante. Felicítalo y recompénsalo de inmediato. 

Trabaja con objetos más desafiantes solo cuando tu perro haya demostrado éxito en los pasos anteriores. Con este plan de entrenamiento, creamos una respuesta automatizada en lugar de un intercambio. Así, tu perro no estará buscando algo de igual o menor valor que lo que tiene. 

  • No abuses del «soltar». Si le pides constantemente que suelte cosas, puede volverse molesto para él. 
  • En situaciones reales urgentes, mantén el mismo tono y lenguaje corporal. Si te muestras enojado, es probable que tu perro huya con el objeto. 
  • Si tu perro no suelta un objeto, regresa a un paso más sencillo y prueba aumentando el valor de la recompensa. 
  • Evita juegos de «quítamelo» con tu perro, ya que pueden enviar mensajes contradictorios. 

¡Feliz entrenamiento, familias peludas! 🐾❤️