fbpx

PetFamily

La Comunidad de las Mascotas y sus Familias

¿Pueden los peludos saborear cebolla?

Por: Carolina Piedrahíta

¡Hola familias multiespecie de Colombia! En esta edición de Pet Family, responderemos a una pregunta que puede rondar la mente de muchos dueños de perros: ¿pueden nuestros peludos amigos comer cebolla? La cebolla es un ingrediente común en nuestras cocinas, pero ¿es seguro para nuestros fieles compañeros caninos? Acompáñanos en este artículo lleno de información práctica y consejos para mantener a tus peludos saludables.

¿Los perros pueden comer cebolla? ¡La respuesta es un rotundo NO! 🚫

La cebolla es un alimento altamente tóxico para nuestros amigos peludos, y solo una pequeña cantidad (de 15 a 30 gramos por cada kilogramo de peso corporal) puede desencadenar una intoxicación grave en los perros. Además, la gravedad de la intoxicación depende de la cantidad consumida. Algunas razas, como los akita inu, shiba inu o jindo, son especialmente susceptibles debido a sus altos niveles hereditarios de potasio y glutatión reducido.

¿Qué pasa con la cebolla cocida o deshidratada? 🍲

Ni siquiera la cebolla cocida o deshidratada es segura para los perros. La cocción, el secado u otros procesamientos no eliminan el efecto tóxico de este vegetal. En resumen, ¡la cebolla en cualquier forma está prohibida en la dieta de tu peludo!

¿Por qué la cebolla es peligrosa para los perros? 🧪

La cebolla contiene compuestos llamados «organosulfóxidos» que se absorben rápidamente en el tracto intestinal y generan agentes oxidantes reactivos. Estos agentes dañan los glóbulos rojos, provocando anemia hemolítica, y en casos graves, pueden causar insuficiencia renal, lo que podría ser fatal.

Síntomas de intoxicación por cebolla en perros 🚨

Si tu peludo amigo ha ingerido cebolla, presta atención a estos síntomas:

  • Palidez de las mucosas.
  • Aumento del ritmo cardiaco y la frecuencia respiratoria.
  • Letargo y debilidad.
  • Intolerancia al ejercicio.
  • Jadeo.
  • Orina oscura o rojiza debido a la presencia de hemoglobina.
  • Posiblemente vómitos, diarrea y dolor abdominal.
  • En casos graves, mucosas amarillentas (ictericia) y fallo renal.

Recuerda que los signos clínicos pueden tardar en aparecer, generalmente de 1 a 5 días después de la ingestión de cebolla.

¿Qué hacer si mi perro ha comido cebolla? 🏥

Si sospechas que tu peludo ha consumido cebolla, incluso en pequeñas cantidades, no pierdas tiempo y llévalo de inmediato a un veterinario de confianza. No existe un antídoto específico para la intoxicación por cebolla, pero el tratamiento incluye medidas para reducir los efectos oxidativos en los glóbulos rojos y prevenir daños renales.

En las primeras horas, si tu perro no muestra síntomas, el veterinario podría inducir el vómito de manera segura. En horas posteriores, el tratamiento puede incluir oxigenoterapia, fluidoterapia con cristaloides, vitaminas antioxidantes como la vitamina E y C, y en casos severos, transfusiones de sangre.

¡Consulta a tu veterinario de confianza! 🩺

Recuerda, ante cualquier duda o situación de emergencia, siempre consulta a tu médico o médica veterinaria de confianza. La salud de tu peludo es lo más importante. ¡Cuida a tu amigo de cuatro patas y evita la cebolla a toda costa!