fbpx

PetFamily

La Comunidad de las Mascotas y sus Familias

¿Por qué las heces de mi gato son amarillas?

Por: Víctor Garnica

En esta ocasión, vamos a adentrarnos en un tema un tanto peculiar pero crucial para entender la salud de nuestros queridos felinos: las heces amarillas en gatos. Como amantes de las mascotas, sabemos lo importante que es mantener a nuestros peludos amigos en buena forma, ¡y eso incluye el estado de sus deposiciones!

Causas de las heces amarillas en gatos

El color y la consistencia de las heces son ventanas hacia el mundo interior de nuestros gatos. Lo normal es que las heces tengan un tono marrón y estén bien formadas, pero a veces, podemos encontrar sorpresas de color amarillo. ¿Qué significa esto? Bueno, es como si nuestras mascotas nos estuvieran enviando señales en clave de colores. Veamos qué puede estar detrás de estas deposiciones amarillas.

Causas de la diarrea amarilla en gatos

La diarrea, ese tema que nadie quiere mencionar en la mesa, también puede afectar a nuestros felinos. Si tu gato presenta diarrea, presta atención a las características de las heces, ya que nos darán pistas sobre qué está pasando. Las diarreas de intestino delgado a menudo tienen un color amarillento o marrón claro. Aquí te contamos qué podría estar causando esta indeseable situación.

  • Errores dietéticos: Los cambios bruscos en la dieta, alimentos no aptos para gatos o incluso la ingesta de objetos extraños pueden provocar esta coloración amarillenta.
  • Fármacos: Algunos medicamentos, como los Antiinflamatorios no Esteroideos (AINEs), antibióticos y antiparasitarios, pueden desencadenar diarreas amarillas en gatos.
  • Enfermedades infecciosas o parasitarias: Bacterias, virus, protozoos o nematodos son culpables potenciales.
  • Insuficiencia pancreática exocrina: Si el páncreas no produce suficientes enzimas digestivas, las heces pueden volverse amarillas y contener restos de alimentos sin digerir.
  • Alteraciones hepáticas: Problemas hepáticos, como la insuficiencia hepática o la colestasis severa, pueden afectar la digestión y llevar a la diarrea amarilla.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (IBD) de intestino delgado: Aunque su origen es desconocido, esta enfermedad causa inflamación intestinal, diarrea acuosa y heces amarillas.

Causas de la diarrea amarilla en gatitos cachorros

Los gatitos cachorros no están exentos de problemas intestinales, y las causas de la diarrea amarilla son similares a las de los gatos adultos. Medicamentos, intolerancias alimentarias, infecciones, cambios en la dieta o estrés pueden estar en juego. Además, condiciones de hígado, páncreas o trastornos metabólicos también pueden hacer que esas adorables bolitas de pelo tengan diarrea amarilla.

¿Qué hacer si mi gato tiene caca o diarrea amarilla?

Si te encuentras con el enigma de las heces amarillas en tu gato, la mejor acción es acudir a tu veterinario de confianza. Recuerda que este artículo es informativo y no sustituye la opinión de un profesional. Tu veterinario podrá determinar la causa subyacente y establecer el tratamiento adecuado. Además, aquí tienes algunos consejos prácticos:

Dieta digestible: Evita el ayuno y opta por una dieta baja en grasa y fibra insoluble. Divide la ración en varias tomas al día para aliviar la carga digestiva.

Hidratación: La diarrea provoca pérdida de agua y electrolitos. Un rehidratante oral específico para animales puede ayudar a mantener la hidratación y el equilibrio electrolítico.

¿Cómo prevenir las heces o diarrea amarilla en gatos?

La prevención siempre es la clave para mantener a nuestros gatos saludables y sus deposiciones en buen estado. Aquí tienes algunas pautas a seguir:

  • Dieta adecuada: Mantén una dieta equilibrada y evita cambios bruscos en la alimentación.
  • Vacunación y desparasitación: Cumple con el calendario de vacunación y desparasita a tu gato, especialmente si sale al exterior o tiene contacto con otros animales.
  • Aislamiento de gatos enfermos: Evita que tu gato interactúe con otros animales enfermos.
  • Vigilancia constante: Cualquier cambio en el color o consistencia de las heces debe ser motivo de consulta veterinaria.

Recuerda, en Pet Family siempre estamos aquí para brindarte información y consejos útiles para mantener a tu peludo amigo sano y feliz. Siempre que tengas dudas, no dudes en consultar a tu veterinario de confianza, ¡porque la salud de tu mascota es lo primero! ¡Hasta la próxima!