Glándulas perianales en perros  

Por: Tatiana Gómez 

En la higiene corporal de nuestros perros en ocasiones se habla de las glándulas perianales, esta parte del organismo de nuestros peludos es muy importante y no necesariamente siempre requiere de ser drenada.  

Con el apoyo de la Clínica veterinaria Jpets Family de Barranquilla se elaboró este artículo que ayudará a los cuidadores a saber qué son las glándulas perianales, cómo es el proceso de limpieza y en qué casos es importante realizar el drenaje de estas glándulas para la salud de tu canino.  

Glándulas perianales 

Son dos pequeños bultos ubicados uno a cada lado de la parte externa del ano, las cuales almacenan una sustancia lubricante que facilita el momento de la deposición.  

Foto: Freepik

Esta sustancia se identifica también por ser la identidad propia del perro ya que cada uno tiene su olor y sirve en el momento de diferenciación entre ellos cuando están en manada o en un parque. Esta segregación presenta un color amarillo o marrón.  

Las glándulas perianales normalmente se drenan solas, pero si se acumula mucho liquido o hay un problema con el vaciado natural de estas se debe consultar al medico veterinario de cabecera, para que te de el mejor consejo de cómo proceder con el tema.  

¿Entonces yo puedo hacer el drenaje?  

No. Este procedimiento lo sugerirá un médico veterinario cuando sea necesario, y podrá ejecutarlo él mismo o su auxiliar o groomer.  

Si tu perro debe recibir este tratamiento, el profesional de salud animal te indicará la frecuencia de vaciado de las glándulas para que no sufran acumulación de líquido. 

Señales de alerta 

Los perros fisiológicamente vacían las glándulas como proceso natural del organismo, pero en ocasiones puede no ocurrir, esto pasa por algunos factores como el embarazo, la edad o por ciertas enfermedades. Si encuentras restos de este liquido en su cama, suelo o en alguna parte de tu casa puede estar presentando acumulación de este, siendo clave vigilar los comportamientos, signos y síntomas diferentes a los habituales que presente tu perro y mantener continua comunicación con el veterinario.  

Si el cuerpo del canino no consigue por si solo vaciar las glándulas puede ser perjudicial, teniendo diferentes consecuencias como:  

  • Inflamación de las glándulas 
  • Mal olor  
  • Adenoma, que es un tumor epitelial benigno 
  • Infección  
  • Absceso 
  • Adenocarcinoma, un tipo de cáncer presentado en las glándulas  
  • Quistes  
  • Dolores o molestias en el ano y alrededor 

Es recomendable que tu perro viva una vida activa para que no presente problemas u obstrucciones de dichas glándulas, los paseos diarios y tener sus momentos de actividad física ayudara a que el organismo tenga presente la expulsión de este liquido por sentir la necesidad de identificación ante sus semejantes.  

Recuerda siempre hablar con el veterinario de tu perro y seguir las recomendaciones según la raza, tamaño, alimentación y hábitos que ayudaran a que el tenga una vida saludable.   

“Los veterinarios lo tienen más fácil. Por lo menos, no son desorientados por las opiniones de sus pacientes” 

Louis Pasteur 

[Descargo de responsabilidad] No pretendemos ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento de un(a) veterinari@ profesional. Siempre busqua el consejo del progfesional en salud animal con cualquier pregunta que puedas tener con respecto a la condición médica de tu mascota. Si crees que tu mascota tiene una emergencia médica, llama o visita una clínica veterinaria de emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *