Problemas urinarios que pueden afectar a tu gato

Por: Mario Lozano 

Quien ha sido tutor de felinos con anterioridad sabe que durante la vida del gato es común que se presenten problemas en sus vías urinarias a pesar de tener todos los cuidados necesarios. Desafortunadamente estos problemas van asociados a una carga importante de estrés y dolor. Por eso es importante que nosotros como tutores estemos listos para identificar los signos de alertar para contar de inmediato con una consulta médica veterinaria. 

Para poder conocer todo lo que debemos saber sobre los problemas urinarios en felinos consultamos con el Dr. Germán Aristizábal. El médico veterinario nos dio un repaso sobre las características y medidas que podemos tomar para prevenirlos y tratarlos.  

Lo felinos ya vienen propensos de fabrica

Todos los tutores de gatos deben estar alerta a estas complicaciones sin excepción alguna pues esta especie presenta factores que incrementan la probabilidad de desarrollar esas enfermedades.  

Históricamente el gato, que viene de zonas desérticas casaba presas con un alto contenido en agua, esto hace que la especie en general no venga programada para tomar demasiada agua. Lo anterior, sumado a que posiblemente en nuestro Pet Family suministremos alimento seco es uno de los principales factores de riesgo que pueden llevar a estos problemas urinarios. 

¿A qué enfermedades nos podemos enfrentar?

A continuación, listamos algunos de los principales problemas o enfermedades que el Dr. Germán nos indicó como los principales del gato doméstico: 

FLUTD 

Son siglas en inglés para Feline Low Urinary Tract Disease, es decir, enfermedades de las vías urinarias inferiores. Realmente dentro de esta se abarcan varios problemas que se producen en la vejiga y/o uretra. En general, si tu felino está sufriendo de esta patología puede estar presentando: 

  • Orinando más veces al día de lo normal en pequeñas cantidades. 
  • Puede que tu gato intente orinar sin tener éxito y solo expulse unas pocas gotas. 
  • Evidencias que tu gato orina fuera del arenero y en distintos lugares del hogar. 
  • Tu gato expresa dolor. Muchas veces expresado con maullidos en el arenero y que también sea al palpar su zona baja del abdomen. 
  • Cambios de comportamiento como agresividad, decaimiento o pérdida del apetito. 
  • Inquietud o lamido intenso del área genital por parte del felino. 
  • Evidencias sangre en la orina. 
  • El gato deja de orinar por completo. Si esto pasa debes saber que es una urgencia veterinaria y no debes esperar para acudir a tu médica o médico veterinario de confianza, si tu felino no recibe asistencia puede ser fatal. 

OJO: Los profesionales veterinarios son los idóneos que cuentan con la experiencia y la formación, para examinar a tu gato y hacerle los procedimientos pertinentes. No intentes solucionar estos problemas con remedios caseros, consejos de amigos o de páginas de internet.

CIF: Cistitis Idiopática Felina

Es una inflamación de la vejiga presente tanto en machos como hembras se dice que es idiopática porque no se identifica su origen. Lo que se ha evidenciado es que los gatos que la presenten demuestran una mayor respuesta al estrés lo que activa el mecanismo que origina la inflamación y todos los síntomas que se asociación al CIF. 

Teniendo identificado al estrés como el factor clave, ya tienes una tarea, encontrar que elemento o situación está activando el estrés en tu gato, para poder así encontrar una solución o contención de este detonante de la inflamación. 

Sin embargo, debes tener presenten que hay que consultar tú veterinario o veterinaria de cabecera porque esta afección es dolorosa y estresante para el felino. Esta cistitis puede ser además obstructiva, es decir que puede desencadenar también en una urgencia veterinaria. 

Cálculos y cristales

Puede ser una de las tantas cosas en común que podemos tener los humanos con los felinos. El mayor riesgo de esta patología es que los cálculos alcancen un gran tamaño y tu gato no pueda eliminarlos por sí mismo, esto puede llegar a presentar una obstrucción. 

 Estos elementos obstructores son comúnmente de estruvita o de oxalato. Los de estruvita se pueden deshacer con un alimento específico. Sin embargo, los de oxalato no entonces tendrá que extraerlos en la clínica veterinaria.  

Obstrucción en la uretra

Los gatos macho tienen más probabilidad de presentar estas obstrucciones dado que su uretra es más estrecha y larga que la de las hembras.  

Estos tapones uretrales se forman por un proceso en el que se va acumulando materia orgánica y mineral. Por eso si sientes que tu felino está presentando este cuadro lo mejor será pedir una consulta veterinaria lo más pronto posible. 

Infecciones en el tracto urinario 

Las infecciones del tracto urinario pueden estar asociadas a otras enfermedades que ya presenta el gato (como inmunodepresión, el hipertiroidismo, la diabetes o la enfermedad renal crónica), y tu médico te lo debe haber advertido. También es común en gatos de edad avanzada. 

Si tú crees que tu felino tiene una infección por ningún motivo le vayas a auto recetar antibióticos. Puede ser una relación mental común “antibiótico mata infección” pero en realidad hoy estamos ante una problemática de resistencias bacterianas precisamente por ese actuar del ser humano ante las infecciones. Pide una consulta veterinaria para que los profesionales tomen cartas en el asunto. 

¿Cómo prevenir y tratar estas enfermedades? 

Recordemos que, si hay una enfermedad urinaria diagnosticada, será la médica o médico veterinario quien nos entregará todas las pautas a seguir. Adicional a estas instrucciones el doctor Aristizábal nos da unos consejos que podemos poner en práctica desde ya para prevenir que aparezcan o se repitan este tipo de problemas: 

Aumentar el consumo de agua

Si nuestro gato bebe más así orinará más y la orina será menos concentrada. Se recomienda tener varios bebederos colocados en diferentes partes de la casa, puedes utilizar fuentes en constante flujo de agua, hacerle caldos, suministrarle comida y snacks húmedos. Recuerda asegurarle a tu felino agua limpia y fresca. 

Nutrición de calidad

Hablar de nutrición debe ser cada día más común en los consultorios, abre siempre esta conversación con los profesionales de la salud. Un aporte adecuado de minerales previene su acumulación, así evitamos que se formen cristales o cálculos y mantenemos un pH adecuado en la orina.

El arenero es tu aliado

Un gato siempre va a evitar un arenero sucio, demasiado alto, pequeño o cerrado. Además, la misma arena puede ser un factor de rechazo pues puede no ser de su gusto o el arenero puede estar situado en un lugar que le resulta incómodo. Por esto, es clave invertir buen dinero y tiempo para asegurar el acceso constante al arenero y que su arena y ubicación compaginen perfectamente. 

Prevención del estrés

Los gatos son muy sensibles a todos los cambios y ya vimos el impacto que el estrés tiene en el desarrollo de problemas urinarios. Entonces es vital mantener al animal en un entorno tranquilo, desarrolla un buen proceso de enriquecimiento ambiental y si tienes que hacer cambios en el entorno o la rutina hazlo de forma paulatina. Finalmente, recuerda dedicarle tiempo de juego todos los días. 

Recuerda que un gato que no orina, además de padecer mucho dolor, corre el riesgo de fallecer, pues el funcionamiento de los riñones estará comprometido, provocando graves alteraciones en todo el organismo.

Germán Aristizábal 

[Descargo de responsabilidad] No pretendemos ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento de un(a) veterinari@ profesional. Siempre busqua el consejo del progfesional en salud animal con cualquier pregunta que puedas tener con respecto a la condición médica de tu mascota. Si crees que tu mascota tiene una emergencia médica, llama o visita una clínica veterinaria de emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *