Una vida en la calle: el abandono animal en Colombia 

Por: Lauren Franco 

¿Qué sentirías si un día esa persona que te brindó amor por un tiempo renuncia a ti y te deja a merced de la suerte? ¿Qué sucedería si tuvieras que soportar el frío, el hambre y la indiferencia de las personas todo porque quién prometió cuidarte no quiso hacerlo más? Aunque lejana que parezca la situación para nosotros, está es la realidad de cerca de 900 animales en situación de calle que fueron abandonados por sus familias en Colombia. 

Foto: Freepik

Para muchos nada resulta más emotivo que esos vídeos que circulan en redes de niños recibiendo sus mascotas por primera vez, pequeños animalitos que llegan a un hogar donde esperan recibir cuidado, amor y bienestar. Tristemente ese momento que nos conmueve tanto es la escena que comúnmente tiene peor desenlace: el abandono. 

Es verdad que en Colombia el abandono es algo diario, sufrimos el abandono del Estado, de la sociedad y de nuestros pares. La situación nos ha llevado a normalizarlo, no pensamos quizás en el daño que hacemos al realizarlo, pero no nos asombra tampoco que un día el perro o el gato del vecino termine durmiendo en la calle.  Sin embargo, algo es claro, el abandono es un tipo de maltrato animal y debemos detenerlo.  

Los animales, seres sintientes 

Estoy segura que a nadie de los que nos leen les gustaría despertar y ver que su familia los abandonó; el dolor emocional trascendería a lo físico. La incertidumbre, el desconsuelo y la tristeza nos inundaría en cada espacio de nuestro ser. ¿Por qué no creer que un animal es capaz de sentir esas emociones en la misma situación?.

En Colombia y en el mundo existen leyes que protegen los derechos de los animales y los consideran seres sintientes. La Ley 1774 de 2016 protege a los animales del maltrato, incluido el abandono, estableciendo que: 

“Los animales son seres que sienten, no son cosas, deben recibir especial protección contra el sufrimiento y el dolor, en especial, el causado directa o indirectamente por los humanos“,  Artículo 1 Ley 1774 

Pero si la ley no es suficiente la pregunta sigue sin responder “¿Por qué los abandonamos?”. 

¿Por qué se abandonan los animales? 

Comprendemos que los animales son capaces de sentir dolor físico, por ende, sabemos también que experimentan diferentes emociones en situaciones específicas. A pesar de que el abandono es un tipo de maltrato animal, castigado por ley, seguimos viendo animales en situación de calle.

Para la directora de la Asociación Adóptame Pereira, Liliana Andrea Rivera, existen dos causas principales para la problemática del abandono en Colombia 

  1. La falta de educación: Muchas personas actualmente no comprenden que los animales son seres sintientes. El trato ellos debería basarse en el respeto y el cuidado 
  1. La esterilización: En torno a la esterilización hay mucha desinformación. Las personas aún consideran que al esterilizar “privan” a los animales del deseo de ser “padres”. Y no, los animales no son humanos y no hay tal deseo “materno o paterno”. 

Hay lugares que después de 60 días si el animal no encuentra hogar el destino final es la eutanasia. Lo importante es educar sobre la responsabilidad que acarea tener un animal de compañía no únicamente por ser cachorros o pequeños.  

Liliana Rivera

¿Qué hacer para detener la situación? 

Lo primero es comprender que un animal de compañía es una responsabilidad para toda la vida. En el momento que adoptamos a un animal debemos entender que, al igual que un hijo, un animal requiere de todos los cuidados necesarios. Desde consultas veterinarias, alimentación adecuada e incluso recreación.  

Además, hay que ser conscientes que los humanos deben adaptarse al animal no al revés. No podemos darles nuestra propia comida u obligarlos a hacer cosas que únicamente nosotros hacemos. Un consejo es encontrar al animal que se adapte a tu rutina para que así no desistas por falta de tiempo de él. 

Ahora bien, a los animales de compañía hay que esterilizarlos. Esterilizar es un acto de amor en el que evitamos que lleguen al mundo cachorros no deseados que terminarán en la calle en donde indiscutiblemente su desenlace será trágico. 

 El tiempo de vida de un animal callejero es de 3 a 5 años. Un animal en casa puede durar entre 12 a 17 años. 

Liliana rivera

Por último, hay una escena que no nos gusta pensar: Al adoptar a un animal no pensamos en se pueda morir antes que él. Pero tristemente la situación puede pasar y la pandemia nos mostró esa realidad. ¿Y si faltamos quién se hará cargo de ellos? 

Liliana Rivera asegura que durante la pandemia muchos animales quedaron sin sus tutores. Esto nos colocó un panorama para reflexionar: ¿Quién más podrá asumir la responsabilidad de los animales?. Por eso, desde el primer momento en que llega un animal a casa debemos planear que pasará cuando los tutores no estén.  

[Descargo de responsabilidad] No pretendemos ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento de un(a) veterinari@ profesional. Siempre busqua el consejo del progfesional en salud animal con cualquier pregunta que puedas tener con respecto a la condición médica de tu mascota. Si crees que tu mascota tiene una emergencia médica, llama o visita una clínica veterinaria de emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.